24 de abril de 2019
30 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- Iberdrola pone en marcha su primera planta desulfuradora en la central térmica de Velilla (Palencia)

PALENCIA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola ha puesto en marcha la planta desulfuradora instalada en el grupo II de la central térmica de Velilla del Río Carrión (Palencia), que se ha convertido en la primera infraestructura de estas características que el grupo pone en funcionamiento, informó hoy la compañía.

Con la entrada en servicio de esta nueva instalación, Iberdrola espera reducir hasta en un 97% las emisiones de óxido de azufre de la central y en un 80% las emisiones de partículas, por lo que cumpliría así "con los requisitos establecidos en el Plan Nacional de Reducción de Emisiones de las Grandes Instalaciones de Combustión".

La nueva planta desulfuradora de Velilla está en línea con el compromiso de la compañía con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, dado que reduce de forma muy significativa las emisiones ácidas de esta central térmica de carbón.

La instalación incorpora la tecnología denominada por vía húmeda, que emplea caliza para retirar el azufre de los gases y obtener como subproducto yeso apto para la venta, minimizando los residuos del proceso y el consumo de agua.

Iberdrola ha empleado 22 meses de trabajo en el desarrollo de esta planta desulfuradora, en cuya construcción han participado más de 200 personas, la mayoría de Castilla y León.

TRES INICIATIVAS MÁS

Iberdrola ha puesto en marcha otras tres iniciativas en la central de Velilla y así en 2006 la compañía desarrolló el proyecto ABACO, cuyo objetivo era minimizar la formación de productos contaminantes en el proceso de combustión.

Otro proyecto abordado por la Empresa en esta misma planta fue el denominado BIOVEL, consistente en el diseño y desarrollo de un nuevo proceso de combustión de biomasa con carbón pulverizado de alto rango como combustible, que reduce las emisiones y contribuye al objetivo medioambiental de fomentar la utilización de la biomasa en el sector eléctrico.

El tercer proyecto que se está desarrollando desde este año -y hasta 2009- en la central térmica palentina es el llamado Quemadores que tiene como objetivo reducir en un 50% las emisiones de óxidos de nitrógeno de las plantas de generación eléctrica de carbón.