24 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 21 de abril de 2014

    Iberpotash aumenta un 30% la venta de sal de deshielo y exporta el 80%

    Destina 900.000 euros para mejorar el depósito salino de La Botjosa en Sallent

    Iberpotash aumenta un 30% la venta de sal de deshielo y exporta el 80%
    IBERPOTASH

    BARCELONA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Iberpotash prevé cerrar la temporada entre finales de mayo y principios de junio con la venta de más de 600.000 toneladas de sal de deshielo, un 30% más con respecto a la anterior, gracias a un programa de exportación preestablecido para transportar el 80% de la producción de Súria y Sallent (Barcelona) a Reino Unido, Francia, Alemania y Holanda.

    Según han explicado a Europa Press fuentes de la empresa, Iberpotash ya ha comercializado cerca de 500.000 toneladas, y atribuye los buenos resultados a que esta temporada ha realizado la distribución de forma regular con la planificación y coordinación de todas las salidas, de modo que se ha ido por delante de la demanda.

    "No se han producido colas de camiones" con un plan de exportación que ha incluido el transporte por carretera, tren y mar, y la utilización de los puertos de Barcelona, Tarragona y Vilanova i la Geltrú, infraestructura que incorporó el año pasado con la carga simultánea de tres barcos en momentos determinados, explica en su revista corporativa.

    Hasta 2012 sólo se podía trasladar la producción en camiones, ya que no se había hallado la manera óptima para cargarla en trenes debido a las características concretas de este tipo de sal, por lo que la incorporación de nuevos métodos de transporte ha facilitado el aumento de la distribución.

    GESTIÓN DE RESIDUOS

    La compañía también ha anunciado en su revista que ha finalizado su plan de mejoras integrales del depósito de La Botjosa, que hasta 1975 acumuló la sal procedente del tratamiento de la planta de Sallent (Barcelona), y que ha supuesto una inversión de 900.000 euros para construir más de 1.200 metros de canales y mover más de 111.000 metros cúbicos de materiales.

    Las actuaciones han incluido la construcción de una red de canales perimetrales de recogida de lixiviados de la montaña; de un canal de agua dulce para evitar que el agua de la lluvia procedente del monte entre en contacto con el material salino; de drenajes para recoger agua de la base del depósito de sal, y de estaciones de bombeado para enviar el agua afectada al colector de salmueras.

    Para leer más