30 de noviembre de 2020
13 de junio de 2007

Economía/Empresas.- Las mujeres ocupan menos del 15% de los puestos de responsabilidad en 200 de las mayores empresas

BERLÍN, 13 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Clara U. Molina) -

Actualmente los varones todavía suponen el 88,8% de todos los nombramientos para puestos de responsabilidad en 200 de las empresas globales más importantes del mundo, según informa el estudio "Mujeres Miembros del Consejo de Administración en las 200 Empresas FORTUNE Global" presentado hoy por la presidenta de "Corporate Women Directors internacional" (CWDI), Irene Natividad, en Berlín.

La presentación del informe que denuncia de la desigual representación de hombres y mujeres en puestos de responsabilidad de las empresas tuvo lugar un día antes de celebrarse la Cumbre Global sobre la Mujer. Un encuentro que reunirá en Berlín a 1.000 mujeres del 14 al 16 de junio, 40 de ellas ministras de gobierno, y que será presentado por las ministras de desarrollo alemanas, Heidemarie Wieczorek-Zeul, y su homóloga encargada de asuntos de la mujer, Ursula von der Leyen.

El informe "Mujeres Miembros del Consejo de Administración en las 200 Empresas FORTUNE Global" se centra en el estudio de 200 empresas de entre las más grandes de 24 países siendo así el primer estudio en su género. Sus resultados, a pesar de reflejar un ligero aumento de los cargos directivos corporativos ocupados en las empresas analizadas, muestra que "las mujeres ocupan en la actualidad un mero 11,2% de los cargos directivos superiores en las 200 empresas más grandes del mundo", según informa la organización autora del estudio.

El estudio apunta también que prácticamente en la mitad (45,6%) de las empresas analizadas donde sí había presencia no masculina en los consejos directores, ésta se limita a la de una sola mujer. "Pero también hay buenas noticias: en comparación con 2004, primer año en el que se realizó este estudio único y global, CWDI ha observado un incremento significativo del 4% en los consejos de administración de las empresas que cuentan al menos con una mujer, lo que aumenta el porcentaje hasta el 77,5%", afirma el CWDI.

Según países, Estados Unidos se encuentra a la cabeza entre los que reparten de forma más equilibrada las responsabilidades entre mujeres y hombres. Respecto a Europa, las empresas de Reino Unido y Holanda muestran incrementos prometedores. Dos compañías europeas son líderes a este respecto: la holandesa Royal Ahold, con un 57,1% de presencia femenina en sus consejos directores, y la noruega Statoil, con un 50%.

En lo que respecta a España, su presencia consta tan sólo en la "tabla Cero", o "tabla de las empresas con cero mujeres en sus consejos directivos" a través de la compañía Telefónica, compartiendo también panel con empresas italianas como Enel o Fiat. Finalmente, Japón es el país con menos oportunidades para que las mujeres ocupen altos cargos, afirma el estudio.

La cumbre que se inicia el jueves reunirá en la presente edición a mujeres líderes procedentes del mundo empresarial, académico y gubernamental y "servirá para mostrar el siempre creciente poder económico de las mujeres a nivel global", dice CWDI. La gama temática a tratar durante las jornadas de debate englobará la innovación y la gestión empresarial, el desarrollo del espíritu empresarial, el equilibrio entre la familia y el trabajo, así como la responsabilidad social corporativa y la diversidad en una economía global competitiva.

"Las mujeres representan el 50% de los trabajadores en el mundo, dirigen más del 40% de las pequeñas empresas y toman el 80% de las decisiones de compra de los consumidores. Claramente, las mujeres son unos actores importantes que permiten que las empresas compitan mejor a nivel global", afirmó la presidenta de la organización en favor de la igualdad de representación de ambos géneros en los puestos de responsabilidad de las empresas.

A este respecto, Natividad criticó también la visión de aquellas empresas que todavía consideran la inclusión de mujeres en calidad de consejeras como una "cuestión de corrección política o como una forma de acción afirmativa para hacer frente a las desigualdades del pasado": "Ambas visiones son perspectivas mal orientadas que suponen un mero atrincheramiento de la oposición a diversificar las salas de los consejos", apuntó.