25 de mayo de 2020
28 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- El presidente de NH cree que aún es pronto para barajar un escenario de fusiones hoteleras

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la cadena NH, Gabrielle Burgio, cree que a pesar de la crisis, aún es "pronto" para hablar de movimientos corporativos en el sector hotelero ya que se tendría que sufrir "todo un mal año" para ver "a gente realmente preocupada", según reconoce en una entrevista con la revista 'Capital', que será publicada en su próximo número.

"Aparte de la necesidad de fusionarse, hay que entrar en un análisis industrial", destacó el ejecutivo, quien cree que de las cadenas españolas, la única que tiene similitudes con NH es AC Hoteles, y que las hoteleras familiares del país "tienen mucho aguante" ya que "no están en bolsa" y si tienen un par de años de pérdidas "no pasa nada en términos de imagen, prensa...etc.".

Sin embargo, reconoce que en la situación actual, tres o cuatro hoteleros independientes se acercan a la semana a NH para sondear las posibilidades de venta o asociación. "Esto no habría pasado nunca", asegura.

En la entrevista, el ejecutivo reconoce que la crisis del sector se está notando sobre todo en las ventas de Italia y España, aunque sostiene que apostar por el modelo urbano no les está pasando más factura que a sus competidores vacacionales.

Sin embargo, asume que el entorno es complicado para el sector hotelero. "Esta es una industria de baja variabilidad de costes, ante una bajada de ventas, la caída del beneficio es exponencial", destacó Burgio.

"Cuando las cosas van bien, los hoteles son máquinas fantásticas de hacer dinero. Pero a diferencia de las aerolíneas, que están reduciendo capacidad, yo no puedo cerrar un hotel", destacó el ejecutivo.

Burgio se plantea la posibilidad de extender el negocio más allá de las fronteras hoteleras "como han hecho con éxito El Corte Inglés, Virgin...".

"Me gustaría llevar la marca NH a otros productos, como ha hecho Virgin", aseguró Burgio, quien lleva diez años en la presidencia de la cadena hotelera y que asegura que el terreno de juego en el negocio tradicional hotelero "todavía es muy grande". "Queda mucho por hacer", aseguró.

EL MEDIOAMBIENTE, UNA ALTERNATIVA.

Burgio, quien mantiene una gran apuesta medioambiental en NH, cree firmemente que el cuidado del entorno se ha convertido en una prioridad empresarial e incluso en una alternativa para la crisis.

De hecho, hace sus propias recomendaciones a la economía española en el caso de que no pueda recuperarse de la crisis y no pueda retornar al sistema anterior de "consumismo financiado".

Si se demuestra que el sistema actual "ya no funciona", hay excedentes de producción que se podrían redirigir a la industria medioambiental a través de nuevas industrias que combinen "actividad económica y mejora del medio ambiente", asegura.

"Creo que el Gobierno debería lanzar una plan medioambiental revolucionario. Aprovechar la presencia en el sector de fuertes empresas como Abengoa, Gamesa y Acciona para apalancarse en esa imagen y hacer de España un área protegida", destacó, consciente de que se ha perdido la percepción calidad-precio que se tenía de España como destino turístico.