27 de enero de 2020
4 de abril de 2008

Economía/Empresas.- El presidente de Samsung Group comparece ante un tribunal por sospechas de corrupción

SEÚL, 4 Abr. (Reuters/EP) -

El hombre más rico y poderoso de Corea del Sur, presidente del conglomerado empresarial coreano Samsung Group, Lee Kun Hee, compareció hoy ante un tribunal especial de su país para responder a un interrogatorio sobre corrupción en el grupo.

Corea del Sur inició en enero la investigación especial tras las acusaciones realizadas por un ex abogado de alto rango de Samsung, que aseguró que la compañía reservaba un fondo de unos 200 millones de dólares (más de 127 millones de euros) para sobornar a los representantes del Gobierno con el objetivo de que acabaran con las investigaciones sobre sus prácticas de gestión.

Lee declaró a la salida del tribunal que no tiene ningún conocimiento del fondo para sobornos y que jamás ha pensado que Samsung sea "una organización criminal" y que "el problema es que los periodistas la califican de esta manera". También lamentó haber provocado tantas molestias.

Su llegada al edificio, en el que había alrededor de 300 policías y el mismo número de periodistas, fue emitida en directo por la televisión nacional. Además, unos 20 manifestantes pidieron a Lee con gritos que se arrepintiera y trataron de acceder al interior de la sala, lo que provocó momentos de tensión con la Policía.

El portavoz de Samsung Yim Jun Seok desmintió que la compañía haya cometido ilegalidades y calificó las acusaciones de "infundadas", además de asegurar que la empresa está "sorprendida y preocupada" por la citación judicial.

Por otra parte, Samsung Electronics, la compañía más fuerte del grupo empresarial, anunció hoy que publicará los resultados económicos del primer trimestre el próximo 25 de abril, dos días después del día en que está previsto que acabe el juicio. Normalmente, Samsung suele hacer público este tipo de informe antes de mediados de mes.

Lee hizo que Samsung se situara al frente de las empresas de capital surcoreano y bajo su mandato, la compañía se convirtió en un grupo gigante con 60 afiliados, facturando alrededor de una quinta parte de las exportaciones del país.

El miércoles pasado, el consejo especial interrogó a la mujer de Lee por sospechas de utilizar fondos de la empresa para adquirir cuadros modernos valorados en millones de dólares. Además, los fiscales han buscado en la residencia privada de Lee y en varias oficinas de Samsung Electronics.