23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 18 de febrero de 2010

    Economía/Empresas.- Qantas gana 58 millones en su primer semestre fiscal, 3,6 veces menos, y reduce su primera clase

    SYDNEY, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La aerolínea australiana Qantas registró en su primer semestre fiscal, que finalizó el pasado mes de diciembre unos beneficios de 58 millones de dólares australianos (38,2 millones de euros), casi cuatro veces menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ganó 210 millones de dólares australianos (138,5 millones de euros).

    Este descenso en los beneficios refleja, según la compañía, los efectos de la crisis y el impacto de la demanda, aunque el consejero delegado del grupo, Alan Joyce, se mostró satisfecho de las cuentas semestrales ya que "mientras la industria global de la aviación permanece en pérdidas, el grupo Qantas ha sido rentable".

    Joyce recordó que la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha previsto para 2010 pérdidas por valor de 5.600 millones de dólares (4.122 millones de euros), y subrayó que los resultados de la aerolínea australiana reflejan la "fortaleza" y "diversidad" de sus operaciones.

    La cifra de negocio semestral de la línea aérea alcanzó los 6.909 millones de dólares australianos (4.556 millones de euros), lo que supone un retroceso del 14% con respecto a los ingresos registrados en el mismo periodo del año anterior. El beneficio antes de impuestos alcanzó los 90 millones de dólares australianos (59,4 millones de euros).

    De cara a 2010, la aerolínea australiana prevé que prosiga la incertidumbre en los mercados internacionales, en la capacidad de la industria, en la demanda de pasajeros y carga y debido también a elevados niveles de volatilidad en los precios del crudo y por los tipos de cambio.

    No obstante, auguró una recuperación de los ingresos por pasajeros y de los márgenes en el segundo trimestre de 2010 y un beneficio antes de impuestos para el ejercicio completo en una horquilla situada entre 300 y 400 millones de dólares australianos (198 y 264 millones de euros).

    RECORTA SU OFERTA EN PRIMERA CLASE Y LA ELEVA EN 'BUSINESS'.

    Por otro lado, Qantas anunció que invertirá 400 millones de dólares (295 millones de euros) en configurar su flota para eliminar la primera clase en nueve Boeing 747-400 y reducir su oferta en esta configuración en sus A380, manteniéndola en doce de los catorce con los que cuenta, e incrementar sus plazas en 'business' y 'Premium Economy' para adaptarse a la demanda actual.

    La compañía iniciará la reconfiguración de su flota a finales de 2011 y prevé finalizar el proceso a finales de 2013. El programa se financiará con el flujo de caja disponible y la deuda existente. La mayor parte de su coste se provisionará en 2012.

    El presidente de la compañía australiana, Alan Joyce, explicó que estos cambios beneficiarán a sus pasajeros en las rutas de larga distancia y responden a la evolución que ha experimentado la demanda. En esta línea, señaló que se mantendrán los servicios al mismo tiempo que se buscará "maximizar los rendimientos y generar ingresos y rendimientos para los inversionistas".

    Concretamente, en sus nueve Boeing 747-400 eliminará la primera clase que pasará a ser 'business', de forma que ofrecerá una configuración en tres clases con 359 plazas (58 en 'business', 36 en 'Premium Economy' y 265 en turista), lo que supone un incremento de 52 asientos.

    En cuanto a los 'superjumbo' A380, mantendrá la primera clase en doce de los 14 aviones de este modelo, reducirá la clase 'business' y aumentará la 'Premium Economy' y 'Economy' (turista). En los ocho aviones restantes, que espera recibir a partir de 2012, ofrecerá

    una configuración en tres clases, suprimiendo la primera clase.