8 de abril de 2020
18 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- Rafael Santamaría compra un 4,29% de Reyal Urbis a Carabante por 125,40 millones de euros

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente y primer accionista de Reyal Urbis, Rafael Santamaría, comprará a Corporación Financiera Issos, grupo de José Ramón Carabante, acciones de la inmobiliaria representativas del 4,29% de su capital por un importe de 125,40 millones de euros.

Así se establece en el acuerdo alcanzado hoy por ambos empresarios para dirimir el contrato suscrito por Santamaría con Carabante en febrero de 2007, por el que se comprometió a comprar en diciembre de 2008 el 5% en Reyal Urbis que Corporación Financiera Issos tomó entonces en una ampliación de capital de la inmobiliaria.

El convenio alcanzado hoy contempla que el presidente de Reyal compre el resto de la participación de Carabante en la inmobiliaria (acciones representativas del 0,61% de la inmobiliaria) en julio de 2013. En tanto Corporación Financiera Issos seguirá teniendo un puesto en el consejo de Reyal.

Las compra de acciones se realizará al precio de 10 euros por acción que se establecía en el acuerdo original, según indicaron a Europa Press en fuentes de la empresa. Este precio casi duplica al de 5,10 euros por título al que la compañía cerró hoy jueves en bolsa.

Al cumplir con este compromiso contractual, Santamaría elevará por encima del 80% la participación de control del 79,26% que actualmente tiene en Reyal Urbis, inmobiliaria que recientemente cerró un acuerdo de refinanciación de deuda con sus bancos.

De su lado, Reyal está pendiente de cerrar la venta a Nozar y Global Cartera de Valores (sociedad instrumental liderada por el empresario Domingo Díaz de Mera) de la participación del 5,7% que tenía en la también inmobiliaria Colonial.

El acuerdo de venta se alcanzó en diciembre de 2007 por 300,87 millones de euros (a 3,4181316 euros por cada título de Colonial, frente a los 0,15 euros a los que actualmente cotiza). Entonces los compradores pagaron un pequeño importe al contado y convinieron en abonar el resto un año después. El plazo para hacer efectivo el pago concluía el pasado día 9, pero las partes convinieron en aplazarlo hasta finales de mes.

Pese a ello, la sociedad Global Cartera de Valores ya ha solicitado concurso voluntario de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente a su parte del pago.