22 de octubre de 2019
4 de abril de 2008

Economía/Empresas.- Random House Mondadori facturó 145 millones en España en 2007, un 9,5% más

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo editorial Random House Mondadori facturó en 2007 un total de 210 millones de euros, un 7 por ciento más, de los que 145 millones correspondieron al mercado español, donde cerró el año con una facturación un 9,5 por ciento superior al ejercicio anterior.

En España logró colocar entre los diez libros más vendidos del año cuatro de sus títulos: 'La catedral del mar' (puesto 1), de Ildefonso Falcones; 'Un mundo sin fin' (3), de Ken Follet; 'La sangre de los inocentes' (5), de Julia Navarro; y 'El cuento número trece' (6), de Diane Setterfield.

El consejero delegado de Random House Mondadori, Riccardo Cavallero, calificó hoy 2007 de "fantástico año" para el grupo editorial en España, pese a que el mercado del libro, en general, bajó cerca de un 4 por ciento el año pasado, según datos facilitados por Nielsen (que cubre aproximadamente el 60 por ciento del mercado).

Según detalló, que la facturación del grupo se incrementara en 2,5 puntos más en España se debe a las ventas del último libro de Follet, que se publicó el pasado 28 de diciembre, y del que en tan sólo cuatro días se vendieron cerca de 525.000 ejemplares.

En todo el mercado que abarca la empresa, incluido España y América Latina, el grupo vendió más de 22 de millones de unidades, unos 60.000 libros al día. Y obtuvo un beneficio de 12 millones de euros, un aumento de las ganancias del 70 por ciento.

MENOS NOVEDADES, MEJOR RESULTADO.

Cavallero consideró que el "éxito" editorial se debe a que esta empresa apuesta por publicar cada año menos títulos (el año pasado fueron 1.281, de los cuales 895 salieron a la venta en España), pero con un mayor acierto en su elección, ya que "se vende más". "Se trata de reducir las novedades para conseguir buenos resultados y dar un mejor servicio al librero", apuntó.

Si el mercado editorial, en líneas generales, bajó en 2007, las previsiones de Cavallero para 2008 van por el mismo camino. "El año no ha empezado bien", afirmó, anunciando que en el primer trimestre del año las ventas de 'trade' (libros con tapa dura) han aumentado un 5 por ciento, pero los ingresos, sin embargo, han descendido en otro 5 por ciento. El caso del libro de bolsillo "es más preocupante", porque en estos primeros meses se ha reducido en un 8 por ciento, con un 6 por ciento menos de ingresos.

"El año 2008 va a ser bastante duro", vaticinó augurando, además, que "2009 será peor". Cavallero consideró que durante este año habrá muchas editoriales pequeñas endeudadas. "Pueden verse fenómenos de concentración y de desaparición de editoriales", consideró, agregando, no obstante, que la industria del libro es "anticíclica" y cuando la economía no va bien "leer un libro es la forma de diversión más barata".

BEST-SELLER Y "BUENOS EDITORES".

Cavallero admitió que apostar por best-seller es el menor riesgo, pero para eso hacen falta "buenos editores". "Para una empresa grande, son básicos", afirmó, recordando que este grupo cuenta con cuatro de los últimos premios Nobel de Literatura entre sus autores.

Convencido de que la mejor forma de fomentar la lectura por parte de las instituciones del Estado, autonómicas y locales es la creación de bibliotecas públicas, Cavallero también se refirió a la apuesta de este grupo, que engloba sellos como Areté, Debate, Grijalbo, Lumen o Plaza & Janés, por "exportar autores", al contrario que otras editoriales, que los traen de fuera.

Por último, sobre los altos índices de piratería en Latinoamérica, señaló que "la única defensa es la ironía: si nos piratean es que tenemos best-seller", dijo sobre un problema "sin solución". En cuanto al mercado latino en EEUU, señaló que se daría por satisfecho si la literatura en español tuviera la misma distribución que la afroamericana. "México es nuestra puerta a EEUU", concluyó.