27 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- Sacyr logra nueva sentencia a favor en Francia sobre el litigio con su ex participada Eiffage

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Sacyr Vallehermoso ha logrado una nueva sentencia a su favor en el litigio jurídico en que estaba inmersa en Francia en relación sobre su antigua participación en Eiffage, constructora gala en la que controlaba el 33% del capital, porcentaje vendido el pasado mes abril, informó hoy el grupo.

La Corte de Apelación de París rechazó hoy la demanda interpuesta por la asociación francesa de defensa de accionistas minoritarios (ADAM) con la que pretendía obligar al grupo que preside Luis del Rivero a lanzar una OPA sobre Eiffage.

Esta asociación de accionistas recurrió la decisión del supervisor del mercado bursátil francés (AMF) del 21 de abril de 2008 en la que eximía a Sacyr Vallehermoso de la obligación de 'opar' a Eiffage.

Sacyr Vallehermoso manifestó en un comunicado su "satisfacción" con el dictamen y reiteró su confianza en la Justicia francesa, dado que, en su opinión, la Corte de Apelación reitera lo que ya dictaminó este mismo tribunal en abril al anular la decisión de la AMF de obligar al grupo español a lanzar OPA sobre la francesa.

Además, estas resoluciones se suman a la del Tribunal de Comercio de Nanterre de 6 de mayo de este año que, a petición del Sacyr, anuló la junta general de accionistas de Eiffage celebrada en abril de 2007. En dicha junta, el consejo de la constructora gala anuló los derechos de voto a 89 accionistas españoles de Eiffage y, de esta forma, impidió la entrada de Sacyr en su consejo.

Sacyr se hizo con un 33% de Eiffage con la intención de promover una integración con la empresa francesa. La operación se encontró con la oposición de los principales accionistas de la firma gala, que incluso impidieron la entrada del grupo español en su consejo.

El enfrentamiento se trasladó a los tribunales, y tras las sentencias de Nanterre y de la Corte de Apelación sobre el recurso a la AMF, Sacyr concluyó la relación con Eiffage al vender su participación en la empresa a un grupo de inversores institucionales franceses por 1.920 millones de euros.