20 de enero de 2021
16 de diciembre de 2008

Economía/Empresas.- SOS mantiene contactos para vender otros negocios no estratégicos tras desprenderse de Cuétara

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de SOS, Jesús Salazar, destacó hoy que, tras vender su división de galletas Cuétara a Nutrexpa, la compañía continuará desprendiéndose de activos que no forman parte de su negocio estratégico, y avanzó que ya hay empresas que se han puesto en contacto con el grupo alimentario para mostrar su interés.

No obstante, remarcó que SOS "no tiene prisa" en la venta de estos negocios, centrados en actividades de confitería, vinagres y salsas, así como de segundas marcas españolas e italianas, por lo que acometerá el proceso "con mucho orden". "La compra de Bertolli nos da tiempo para hacer el trabajo de forma ordenada y lo haremos con mucho cuidado", remarcó.

Tras presentar el V Informe Carbonell, Salazar subrayó que tras la compra del negocio de aceite Bertolli, que adquirió a Unilever por 630 millones de euros, SOS apuesta por centrarse en las divisiones de aceite de oliva y arroz, lo que conlleva desprenderse de activos para pagar deuda (el endeudamiento actual del grupo se sitúa en 994 millones de euros, más 300 millones de preferente).

Así, valoró que ayer se cerrara "de forma satisfactoria" un primer acuerdo, para la venta de Cuétara al grupo Nutrexpa en una operación valorada en 215 millones de euros, un importe que consideró "fantástico" en la coyuntura económica actual.

"Era lo que esperábamos, otra cosa es lo que decimos, pero es satisfactorio", comentó en referencia a los 300 millones a los que la multinacional comentó inicialmente que aspiraba.

El presidente del grupo alimentario destacó la importancia del acuerdo para SOS, que de este modo ingresa "recursos importantes", al tiempo que deja a Cuétara en manos de un grupo español importante.

Salazar descartó que el cambio de propiedad conlleve una reestructuración de personal, porque "no sobra ni un trabajador" y porque Nutrexpa tiene una "enorme tradición industrial". Además, precisó que el acuerdo sólo incluye el negocio galletero "doméstico" --con tres plantas en España y una en Portugal--, con lo que SOS mantiene de momento una división de galletas en México.

Con la venta de Cuétara, la multinacional española prevé financiar parte de la compra del negocio de aceite Bertolli a Unilever, con el que prevé cerrar la operación la última semana de diciembre o la primera de enero. Una vez que tome el control, SOS acometerá la integración de Bertolli en el grupo, lo que le permitirá "aprovechar el enorme hueco que abre" en los mercados exteriores.

Preguntado acerca de la posibilidad de sacar a Bolsa su división italiana, Salazar precisó que no se acometerá a través de una OPV, sino mediante la colocación de un paquete de entre un 25% y un 30% del capital, al que se invitará a entrar a inversores, aunque señaló que se acometerá en un plazo de dos o tres años.