26 de mayo de 2020
2 de abril de 2008

Economía/Empresas.- Spanair se reúne con sindicatos sobre la venta pero dice que la "transparencia" depende del dueño

SAS asegura que "todas las opciones están abiertas" ya que un proceso de venta no se cierra "hasta que la firma no esté en el papel"

VIENA/ESTAMBUL, 2 Abr. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Ambra Canale) -

La dirección de Spanair mantiene contactos "regulares" con los sindicatos de trabajadores de la compañía para informarles de todo lo que concierne el proceso de venta de la aerolínea perteneciente al grupo SAS, operación que debería cerrarse a lo largo del presente trimestre.

"Tenemos contactos regulares con todos los sindicatos para informarles de todo lo posible, excepto de lo que es confidencial, sobre el proceso de venta", indicó el director general de la aerolínea, Marcus Hedblom, quien no obstante recordó que aportar "tranparencia" --tal y como le exigieron algunos sindicatos-- al proceso de venta no es "el papel de Spanair, sino el de los propietarios".

En este sentido, recordó que la dirección de la compañía aérea está manteniendo esta semana reuniones con diferentes sindicatos. Así, tras haberse encontrado con las asociaciones de tripulantes de vuelo y sindicatos mayoritarios, mañana tiene previsto reunirse con el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA).

Por otro lado, Hedblom aseguró que mientras SAS sigue con el proceso de venta, Spanair realiza una "vida normal", con el objetivo de aportar un "buen servicio" atendiendo bien a los clientes, realizando todas las operaciones y consiguiendo unos "buenos resultados financieros". Precisamente con respecto a las negativas cifras registradas por la compañía el pasado ejercicio, Hedblom recordó que "el mercado español es muy difícil y resulta complicado obtener buenos beneficios".

"Spanair es una buena compañía de corto y medio alcance, con una fuerte posición en el mercado doméstico", recalcó su director general pese a que no pudo adelantar ningún próximo plan para la aerolínea, que dependerá del "futuro comprador". Hedblom recalcó que Spanair está en un proceso de venta y que el objetivo es encontrar a un comprador "que asegure el futuro de la aerolínea y sus trabajadores".

Por otra parte, consideró que el proceso está exageradamente politizado en comparación con lo que suele ocurrir en los países nórdicos, teniendo en cuenta las declaraciones realizadas tanto por la Generalitat --por los cambios que se podrían producir en el aeropuerto de Barcelona-El Prat con la venta de la aerolínea-- así como por el Gobierno balear, preocupado por un posible abandono de las oficinas centrales ubicadas en las islas Baleares.

A este respecto, el director general de Spanair recalcó que en este momento la aerolínea no está estudiando ningún traslado. "Sólo estamos centrados en ofrecer un buen servicio y la ubicación de las oficinas centrales en este momento no es tan importante", destacó Hedblom.

TODAS LAS OPCIONES SIGUEN ABIERTAS

Por su parte, el grupo escandinavo SAS, propietario al 100% de Spanair, recordó que el proceso, que está previsto que se cierre en el presente trimestre, "no está cerrado hasta que no está la firma en el papel". "Todas las opciones están abiertas hasta el final del trimestre", recalcó el vicepresidente de Alianzas, Christian Hylander.

Hylander indicó que SAS seleccionará al comprador que cumpla con "todos los requisitos exigidos por los propietarios" y que tenga "total respeto" hacia los empleados y el futuro de Spanair. "SAS seleccionará al comprador que aporte el mayor valor al dueño pero teniendo en cuenta múltiples factores", precisó.

El vicepresidente de Alianzas recalcó que los factores más destacables son que el nuevo comprador garantice el futuro de la compañía y de los trabajadores, aunque que esté integrado en una alianza aérea "es deseable".