27 de noviembre de 2020
8 de agosto de 2007

Economía/Empresas.- De la Vega valora la relación de empresas españolas con Argentina, que compensará a las pesqueras

La vicepresidenta cree "puntuales" los "problemas" y elogia las "decisivas" intervenciones de Kirchner

BUENOS AIRES, 8 Ago. (EUROPA PRESS, de la enviada especial Carmen Sáez) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró hoy, respecto a las empresas de capital español presentes en Argentina, que la situación es "buena".

Tras reunirse en la Casa Rosada con el presidente, Nestor Kirchner, y tanto en referencia a este país como a los otros cinco por los que ha pasado en su gira iberoamericana, la ministra señaló que las relaciones de los gobiernos con las compañías "son muy positivas más allá de los problemas puntuales". Sobre el conflicto con las pesqueras españolas en la Patagonia, informó de que Kirchner se ha comprometido a "compensar" los daños causados en los "actos vandálicos".

En rueda de prensa, De la Vega subrayó en varias ocasiones la "extraordinaria relación" de los dos países en la actualidad, recordando que para España, Argentina es importante por la gran inversión acumulada, que asciende a 43.000 millones de dólares en 20 años, y por la cantidad de ciudadanos españoles que viven en este país. "El Gobierno de España celebra la buena y fluida sintonía existente entre el pueblo y entre los Gobiernos de Zapatero y Kirchner", insistió.

Así, la vicepresidenta señaló que los dos se felicitaron de las "buenas" evoluciones de ambas economía y elogió la "espectacular recuperación" de Argentina tras su "grave crisis". "La perspectiva es muy positiva y se va a promover más desarrollo y políticas de cohesión social", añadió. Sobre las empresas de capital español, De la Vega sostuvo que con Kirchner había abordado "la buena situación que existe", con diálogo "permanente" para abordar los "problemas que se plantean".

En concreto, De la Vega agradeció al mandatario su "decisiva intervención" para que Endesa y Gas Natural hayan actualizado este año sus tarifas y también, que haya decidido financiar la deuda bilateral contraída con España por valor de 1.000 millones de dólares.

MAYORES INVERSIONES.

"El que ambos países vivan situaciones de crecimiento sostenido permite que las inversiones de las empresas puedan tener mayores perspectivas y garantías de funcionamiento y seguridad, que van a permitir promover mayores inversiones", aseguró.

A la vicepresidenta se le preguntó por la situación de las empresas españolas en los seis países que ha visitado, teniendo en cuenta que en dos países, Nicaragua y Ecuador, las advertencias de sus presidentes a ciertas compañías --Unión Fenosa, en el primer caso y Telefónica, en el segundo-- han sido públicas.

"En mi gira por América Latina he podido contrastar con orgullo que las empresas españolas hacen una apuesta por América Latina", señaló, citando en concreto la inversión en Argentina. "Son empresas que tienen vocación de permanencia, comprometidas con el desarrollo del país y los problemas que se plantean forman parte de la cotidianeidad de las relaciones económicas de todos los países y se abordan desde el diálogo leal y constructivo", enfatizó.

NO HAY GRANDES PROBLEMAS.

Bajo estas premisas, defendió que la postura del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero es apoyar a las compañías para que encuentren las mejores condiciones de seguridad y estabilidad jurídica. "Nuestras relaciones con todos los Gobiernos son muy positivas y las relaciones de esos ejecutivos con las empresas son muy positivas, más allá de los problemas puntuales que siempre puede haber, pero no hay grandes problemas y los que hay son los naturales". Así, destacó que existe coincidencia en apoyar que las inversiones sean más amplias y rentables y que eso se ha puesto de manifiesto en todos los países "y hoy en Argentina".

Durante el viaje a Madrid el pasado mes de julio de la senadora y candidata a presidenta Cristina Fernández de Kirchner, ésta mantuvo una tensa reunión con empresarios españoles en la sede de la CEOE. Nestor Kirchner manifestó después que los empresarios españoles eran "incorregibles" porque ejercían "presiones" par lograr que Buenos Aires aumente las tarifas de los servicios públicos. Hoy, De la Vega almuerza con ambos en la Residencia Los Olivos.

PESQUERAS.

De la Vega también conversó con Kirchner acerca de las empresas españolas que han sufrido saqueos en Patagonia y que son Arbumasa, Argenova, Pescargen, Pesquera Santa Cruz y Vieira. La vicepresidenta --que se vio hoy con sus representantes--, calificó de actos "claramente injustificables y vandálicos" los incidentes, que el Gobierno español enmarca en un conflicto "de carácter laboral". Kirchner le señaló que la Fiscalía se ha personado en la causa y que se abrirá un "sistema de ayudas para recuperar las pérdidas que se hayan podido producir".

"El Gobierno de Kirchner se ha comprometido a fijar mecanismos para compensar los daños que se han producido en esos actos vandálicos en el corto plazo y en el futuro", dijo la ministra, que explicó que el mandatario argentino también se comprometió a "llegar hasta el final de la investigación" y el "castigo de los responsables". De otra parte, señaló desconocer el conflicto con la compañía Cepetel.

De la Vega también informó de que Zapatero prevé viajar a Argentina, tras la Cumbre Iberoamericana que se celebra en Santiago de Chile entre el 8 y el 10 de noviembre, para celebrar una reunió bilateral. La vicepresidenta agradeció los apoyos argentinos a las candidaturas españolas en Derechos Humanos en Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad, así como a la Exposición Universal de Zaragoza, y explicó que el Ejecutivo de este país realizará en el primer trimestre de 2008 un seminario relativo a la Alianza de Civilizaciones. También valoró su política en materia de derechos humanos y se refirió en especial a la unidad especial de investigación creada para víctimas de la dictadura militar, elogiando la "dignificación" de éstas.

CLUB DE PARÍS.

De otra parte, y respecto a la negociación de la deuda argentina con el Club de París, la vicepresidenta mostró el apoyo a Kirchner para acabar con la misma y dijo que el presidente le había expresado su voluntad de abordar este asunto.

Afirmó que tiene que ser el Ejecutivo de este país quien "soberanamente la renegocie". "Como Gobierno de España, nos mostramos con postura conciliadora, partidaria de la flexibilidad, de que haya una posición que facilite un acuerdo satisfactorio para todas las partes --remachó--. Es el Gobierno de Argentina el que tiene que dirigir la negociación de ese acuerdo, que nosotros apoyaremos".

Durante la rueda de prensa, se produjo un pequeño incidente. Justo al inicio, y ante la demanda de agua de la ministra española, el embajador en el país, Rafael Estrella, tropezó y cayó al intentar acercarle un vaso.