23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 28 de febrero de 2008

    Economía/Energía.- (Ampliación) Repsol YPF registró un beneficio neto en 2007 de 3.188 millones de euros, un 2% más

    MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Repsol YPF alcanzó un beneficio neto en el ejercicio 2007 de 3.188 millones de euros, lo que supone un incremento del 2% respecto al año anterior, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

    El grupo explicó que este incremento de los resultados se obtuvo a pesar de la depreciación del dólar frente al euro en un 8,4% y de la caída de los márgenes internacionales de la química, que fue compensado parcialmente por el aumento del precio del barril de petróleo (de un 9,3% en su calidad WTI) y por los mayores márgenes internacionales de refino.

    A pesar de que el beneficio de 2006 supone un récord en la historia de la petrolera, los indicadorer proforma muestran una reducción del beneficio neto ajustado del 4,4%, hasta 3.092 millones durante 2007.

    El resultado de las operaciones de Repsol YPF se situó en 5.808 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,7% respecto a los 5.911 millones de euros del año anterior.

    El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se quedó en 8.573 millones de euros, un 5,3% por debajo de los 9.053 millones de euros registrados en 2006.

    La compañía presidida por Antonio Brufau, que mantiene un 'pay out' de entre el 40% y el 50%, incrementó durante 2007 un 20% los dividendos abonados a sus accionistas, así como un 39% el dividendo a cuenta de 2008.

    Al mismo tiempo, la deuda se redujo un 20%, hasta 3.493 millones, lo que para la compañía tiene un carácter especialmente significativo, a la vista de las inversiones acometidas durante el año y del desembolso de dividendos. Junto a esto, las cargas financieras se redujeron hasta 224 millones, menos de la mitad de los 482 millones del ejercicio anterior.

    Las inversiones totales de la petrolera durante el año alcanzaron los 5.373 millones y se destinaron en su mayor parte a la actividad de exploración y producción --2.912 millones--, refino y marketing --974 millones--, química --176 millones-- y ga y electricidad --651 millones--.

    Por otro lado, la venta parcial de YPF al Grupo Petersen, materializada en febrero, y la desinversión en activos no estratégicos impulsan la diversificación y el crecimiento orgánico de la compañía. También durante el ejercicio la compañía vendió un 10% de CLH y la torre Foster a Caja Madrid por 815 millones.

    EXPLORACIÓN Y PRODUCCIÓN.

    Dentro del área de exploración y producción --'upstream'--, el beneficio operativo alcanzó los 2.968 millones, un 9,7% menos que en el ejercicio anterior, pese al mejor rendimiento en los proyectos de Brasil, Libia y Trinidad y Tobago.

    Este descenso se debió, entre otros factores, a la depreciación del dólar frente al euro en un 8,4%, que supuso un menor resultado de 285 millones de euros, y al cese de la actividad en Dubai y las variaciones contractuales en Bolivia y Venezuela, cuyo efecto negativo equivalió a 119 millones de euros.

    Además, el incremento generalizado de los costes de la industria tuvo una incidencia negativa de 277 millones, mientras que el aumento de las amortizaciones técnicas lastró el resultado en 155 millones y el incremento de la actividad exploratoria, en 174 millones.

    La producción total de hidrocarburos ascendió a 1.039.200 barriles de petróleo o equivalentes al día, un 7,9% menos que la del año anterior. Este descenso, que se debió, principalmente, a la menor producción en Venezuela, Bolivia y Argentina, y a la finalización de las actividades en Dubai.

    Las inversiones realizadas en el área de exploración y producción ascendieron a 2.912 millones de euros, un 27% menos, y se destinaron sobre todo a la adquisición del 28% del campo Genghis Khan en el Golfo de México, a la construcción de la planta de regasificación de Canaport y al proyecto Perú LNG.

    REFINO Y MARKETING.

    El resultado de las operaciones de refino y marketing alcanzó los 2.358 millones, un 27,1% más que en 2006. El incremento se debió a la mejora de los márgenes de refino, al mayor nivel de destilación y al buen comportamiento de los márgenes de comercialización y de GLP.

    Las ventas totales de productos petrolíferos en 2007 alcanzaron los 61,4 millones de toneladas, un 4,7% más. En España las ventas ascendieron a 34,4 millones de toneladas, un 0,3% más, mientras que en la región ABB (Argentina, Bolivia, Brasil) se incrementaron un 10,1%, hasta alcanzar los 17,5 millones de toneladas.

    En cuanto a la actividad de gases licuados del petróleo (GLP), las ventas mundiales crecieron en 2007 un 1,8% respecto al año anterior, animadas por el aumento en España del 0,2% y parcialmente deslucidas por el descenso del 4,7% en la región ABB. Las inversiones en esta área ascendieron a 974 millones.

    Por otro lado, la actividad de química mejoró sus ventas un 3%, hasta 4,9 millones de toneladas, y registró un beneficio operativo de 231 millones, un 34% menos. La actividad de gas y electricidad registró un incremento del 10% en el resultado operativo, hasta 516 millones.