24 de abril de 2019
25 de marzo de 2016

La economía estadounidense creció más de lo previsto en el cuarto trimestre de 2015

WASHINGTON, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos aumentó un 1,4% en el cuarto trimestre de 2015 en términos interanuales, lo que supone cuatro décimas más respecto a lo estimado hace un mes, según ha informado el Departamento de Comercio estadounidense en un comunicado.

El Gobierno estadounidense explica que la cifra de marzo está basada en información más completa que la utilizada para elaborar la segunda estimación. En concreto, destaca que, aunque el panorama descrito sigue siendo "en gran medida el mismo", el gasto de los consumidores se incrementó más de lo esperado.

Esta es la segunda vez que el Departamento de Comercio revisa al alza el PIB, ya que la segunda estimación del 1% publicada en febrero era tres décimas al 0,7% estimado inicialmente, pese a lo cual el dato sigue siendo inferior al del tercer trimestre de 2015, cuando el PIB se incrementó un 2%.

En concreto, el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre refleja las contribuciones positivas del gasto personal de los consumidores, la inversión fija residencial y el gasto del gobierno federal.

Estos aspectos se vieron parcialmente compensados por las contribuciones negativas de las exportaciones, la inversión fija no residencial y el gasto de los gobiernos locales y estatales, además de la inversión en inventarios privados. Asimismo, se produjo un descenso de las importaciones.

Por su parte, la desaceleración del PIB refleja principalmente una desaceleración del gasto personal de los consumidores, una disminución de la inversión fija no residencial y del gasto de gobiernos locales y estatales y una caída de las exportaciones.

Estas contribuciones negativas se vieron parcialmente compensadas por un menor descenso de la inversión de la inversión en inventarios privados, una desaceleración de las importaciones y una aceleración en el gasto del gobierno federal.

En el conjunto del año, la economía estadounidense creció un 2,4%, el mismo incremento que registró en 2014. El incremento del PIB en 2015 refleja la contribución positiva del gasto personal de los consumidores, la inversión fija no residencial, la inversión residencial fija, la inversión en inventarios privados, las exportaciones y el gasto de gobiernos estatales y locales.