1 de diciembre de 2020
6 de junio de 2006

Economía/Finanzas.- La AHE dice que el endurecimiento del umbral de acceso a la vivienda continuará creciendo en 2006

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) indicó hoy que el endurecimiento del umbral de acceso a la vivienda continuará creciendo "sostenidamente" a lo largo de 2006, lo que podría afectar de forma negativa a la profundidad de la demanda solvente de primera vivienda, especialmente cuando se trata del primer acceso.

La asociación considera que el comportamiento de los tipos de interés y de los precios de la vivienda se ha traducido en "un continuo incremento del umbral de acceso a la vivienda", medido en términos de la cuota de amortización necesaria para amortizar un préstamo (el coste del servicio de la deuda).

En concreto, la AHE explicó que el descenso continuado de los tipos de interés, que permitió absorber en años anteriores el incremento de los precios de la vivienda en el proceso de financiación, tocó suelo en 2003 y mantuvo un comportamiento plano hasta mediados de 2005, cuando inició una tendencia alcista suave pero sostenida. En este contexto, los precios de la vivienda mantuvieron su fuerte ritmo de crecimiento, aunque actualmente se están reduciendo lentamente.

El indicador de esfuerzo para el acceso y financiación de la vivienda en propiedad, que elabora la AHE, se situó a marzo de 2006 en un valor de 103,9 sobre la base de 100 de diciembre de 1990, fecha de inicio de la última crisis inmobiliaria.

La AHE precisa que "el hecho de que el índice esté formulado en moneda corriente 'suaviza' considerablemente la dureza del valor puntual del indicador", pero constata la evolución negativa de la accesibilidad a la vivienda en propiedad y justifica el alargamiento de los procesos de venta de viviendas nuevas y usadas que aprecian los mercados. De hecho, algunos de los colectivos más sensibles a las variaciones de este indicador están acusando ya el cambio de condiciones en el mercado inmobiliario.

Finalmente, la asociación afirma que los indicadores de PIB y del paro no aportan, por ahora, elementos más negativos a la previsión.