24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    Economía/Finanzas.- Bancos y cajas tardan un mes en adherirse a las ayudas de circulante para pymes del ICO

    BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Aurelio Martínez, explicó que las entidades financieras han tardado un mes en adherirse a las ayudas extraordinarias de circulante de 10.000 millones de euros aprobadas el pasado 23 de diciembre con el objetivo de dar liquidez a las pequeñas empresas (pymes).

    En declaraciones a Europa Press, Martínez explicó que la cifra de entidades financieras ha alcanzado las 70, casi todas las que operan en España, tras unas semanas iniciales de escasa involucración. La segunda semana de enero, eran 26 las que habían concertado la línea extraordinaria, que está dotada con 10.000 millones.

    Martínez se refirió a esta evolución argumentando que los anuncios de ayudas del Gobierno necesitan "un proceso de maduración largo", ya que desde su publicación, hay 15 días de espera para recibir adhesiones de las entidades financieras, luego éstas deben adaptar sus sistemas informáticos, y posteriormente deben hacer llegar la información a su red de oficinas.

    "Cuesta arrancar, pero luego van solas", expuso, tanto en relación a la línea de pymes como a las demás ayudas, como las del plan Vive de la automoción, que ya han recibido quejas de la industria del sector por el exceso de burocracia y tardanza en la aplicación.

    En el caso de las ayudas para pequeños empresarios, afirmó que hay "cola de pymes" que acuden a bancos y cajas a pedir las ayudas para capital circulante y que tras estas semanas de adaptación, las ayudas distribuidas empezarán a multiplicarse. Así, se mostró "convencido" de que en marzo --cuando el Gobierno realizará un recuento-- se constatará el uso de esta línea ICO pyme.

    La línea extraordinaria de crédito del ICO para capital circulante de pymes entró en vigor el pasado 23 de diciembre y pone a disposición de los autónomos y las pymes 5.000 millones aportados por el ICO y 5.000 millones aportados por las entidades de crédito.

    El importe máximo de financiación es de 500.000 euros por cliente y año, ya sea en una única operación o en varias, mientras que la comisión será del 0,40% del importe dispuesto.

    Por su parte, el tipo de interés que se aplicará será el del tipo fijo que tome como referencia el ICO, más un margen que puede oscilar entre el 1,5% y el 2,5%, o bien el tipo fijo que tome como referencia la entidad el crédito más dicho margen. Las entidades bancarias analizarán cada una de las operaciones y aplicarán un margen u otro en función del riesgo que implique cada operación.

    El ICO empezó a recibir propuestas de colaboración de las entidades a finales del mes de diciembre, y la línea tendrá vigencia hasta el 21 de diciembre de 2009 o hasta el consumo de los fondos disponibles, si fuese anterior a la fecha.

    Pueden acogerse a esta línea los autónomos y las pequeñas y medianas empresas con menos de 250 empleados, con un volumen de negocio anual no superior a 50 millones de euros o una cifra de balance general no superior a 43 millones, que no tengan ninguna operación de mora con las entidades de crédito y todas las que no estén participadas en un 25% o más por empresas que no cumplan estos criterios.

    Para acceder a al línea, los clientes deben acudir a las oficinas de los principales bancos, cajas de ahorros y cajas rurales establecidos en España y rellenar una solicitud que estudiará, aprobará y formalizará el banco o caja en las condiciones indicadas.