17 de septiembre de 2019
12 de octubre de 2008

Economía/Finanzas.- Unos mil afectados por la quiebra de Lehman se manifiestan mañana ante el Banco de España

MADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unos mil afectados por la quiebra de Lehman Brothers en España se manifestarán mañana lunes, día 13, ante el Banco de España en Madrid para reclamar el amparo del Gobierno y las instituciones ante unas pérdidas que cifran más de 3.000 millones de euros.

"Le hemos presentado un escrito al Banco de España y no nos ha contestado, y también queremos que el Gobierno se encargue de nuestro problema", dijo a Europa Press el portavoz de la Asociación de Afectados, David García, quien confía en que se reunan en Madrid afectados de diversas provincias.

Los inversores afectados denuncian que entidades como Banif (Santander), Bankinter, BBVA, La Caixa, Citi y Credit Suisse, entre otras, comercializaron bonos y productos estructurados sin informarles adecuadamente de que el emisor era Lehman Brothers y de que existía un riesgo asociado a la inversión.

La Asociación ya se ha puesto en contacto con diversos bufetes de abogados con el fin de iniciar acciones legales contra diversas entidades comercializadoras de productos financieros emitidos por el que fuera el cuarto banco de Estados Unidos.

La división de banca privada del Santander, Banif, ha comercializado una cantidad cercana a 600 millones de euros en productos de Lehman, pero ya ha advertido a varios inversores afectados de que no se hace responsable de ninguna pérdida, según la Asociación.

Las entidades comercializadoras omitieron información relevante al vender dichos productos, y sólo cuando ya se había realizado el ingreso correspondiente a la inversión facilitaron el contrato en el que figuraba Lehman Brothers como emisor, aunque no como garante, sostiene la Asociación.

INVERSIÓN MEDIA DE 50.000 EUROS.

La inversión media en productos estructurados emitidos por Lehman comercializados en España podría rondar los 50.000 euros, según cálculos de la Asociación de Afectados, que ha surgido después de que los inversores compartieran información y experiencias en foros de Internet.

Algunos de los bonos comercializados estaban referenciados a la evolución de la cotización del euro respecto al dólar, y otros al comportamiento bursátil de acciones como el Santander o el BBVA.