20 de junio de 2019
21 de noviembre de 2016

La economía del futuro necesitará a más mujeres en tecnología

La economía del futuro necesitará a más mujeres en tecnología
PEXELS

MADRID, 21 Nov. (EDIZIONES) -

La Comisión Europea ya lo dijo y ahora las organizaciones de mujeres profesionales lo reivindican: la economía del futuro necesitará a más titulados en ciencia y tecnología, y por extensión a más mujeres en el entorno STEM, un ámbito altamente masculinizado.

El STEM, por sus siglas en inglés, es el entorno laboral ligado a la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, CTIM en español, un ambiente profesional en el que predominan los hombres y que, según el último informe sobre la escasez de calificación laboral y excedente de empleos en Europa desarrollo de la Formación Profesional (CEDEFOP), es uno de los sectores que más se verá afectado por la falta de profesionales en 2020.

"Tenemos que poner en marcha iniciativas a nivel global para aumentar las vocaciones tecnológicas en edades tempranas para así conseguir incrementar el número de alumnos y futuros ingenieros que cubran la demanda de este tipo de profesionales", explica el director de ETSI Telecomunicación, Félix Pérez.

El estudio argumenta en su favor que son pocos los jóvenes que se están matriculando para estudiar STEM y culpa, entre otras cosas, a los requisitos de acceso, a las tasas altas de abandono escolar y al poco número de mujeres que accede a este tipo de carreras.

"Apenas un 25% de mujeres cursan estos estudios cuando son un 54% del total de estudiantes de la universidad", explica la presidenta de Professional Women's Network (PWN), una organización de mujeres profesionales que lucha por la igualdad en el ámbito profesional, en unas jornadas sobre carreras STEM organizadas por PWN y la Universidad Politécnica de Madrid.

"La falta de confianza de las mujeres en el desempeño de las matemáticas y de las ciencias, los estereotipos ligados a estos estudios y la escasez de figuras representativas del género femenino en los ambientes científicos y tecnológicos son algunos de los factores principales de esta disparidad", añade Cabezudo.

De hecho, más allá de las estadísticas en formación y según apunta la co-fundadora de Women in Mobile y mobile strategist de Infojobs, Caroline Ragot, en una entrevista con Europa Press, "en tecnología solo el 30% de los profesionales son mujeres y en roles técnicos la estadística puede caer hasta el 10%".

LA CLAVE ESTÁ EN LA EDUCACIÓN

Para solventar esta desigualdad, Ragot cree que "una de las claves está en acercar la tecnología a las niñas desde las escuelas", a lo que incluye que además las empresas deberían ofrecer posibilidades reales de conciliación y fomentar la diversidad en las empresas como factor de competitividad.

El rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Guillermo Cisnero Pérez, incide en la importancia de la divulgación y la concienciación para conseguir la integración de las mujeres en este campo y asegura que "está demostrado que los equipos mixtos son los que mejor funcionan".

La UPM es consciente de la problemática del sector y para tratar de solventarla, la universidad está trabajando con iniciativas de divulgación y concienciación sirviéndose de una Unidad de Igualdad para conseguir la integración de las mujeres en este tipo de carreras.

"Nosotras intentamos aportar nuestro granito de arena desde la figura del 'role model' para inspirar y animar a las mujeres'", explica la co-fundadora de Women in Mobile. "No puedes ser lo que no puedes ver, y eso es lo que ocurre con muchos ámbitos de la ciencia y la tecnología, que hay mujeres y hay talento femenino pero no se hace visible", denuncia Ragot.