9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 2 de febrero de 2009

    Economía-Gual afirma que Spanair no tiene intención de trasladar a Barcelona a los 600 trabajadores de la sede de Palma

    PALMA DE MALLORCA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Joan Gual de Torrella, aseguró hoy que los nuevos propietarios de la compañía Spanair le han comunicado que "no tienen ningún interés" en desplazar hasta Barcelona a los 600 trabajadores de la sede de Palma, dado que actualmente las tecnologías de la comunicación hacen posible que se pueda trabajar desde la capital balear, apuntó al respecto.

    Así lo manifestó Gual en rueda de prensa, donde destacó que Spanair "necesita mantener la sede de Palma de Mallorca" puesto que el nuevo proyecto de la aerolínea se desarrollará en tres aeropuertos españoles; el de Barcelona, el de Madrid y el de Palma, porque de lo contrario "no es viable", aseveró. "No creo que en este momento el problema sea el cambio de su sede de operaciones, por lo que nadie tiene que temer por ello", insistió.

    Asimismo, Gual quiso quitar importancia al hecho de que finalmente la compañía aérea haya sido adquirida por empresarios catalanes y no mallorquines, puesto que "el objetivo era que Spanair no desapareciera y eso se ha conseguido, por lo que debemos estar contentos", dijo.

    En este punto, el presidente de la entidad cameral quiso precisar que su papel se ha limitado a ofrecer a los empresariado de las Islas la "oportunidad" de participar en la operación de venta y, en este sentido, indicó que "en un momento como el actual no es fácil pedir a un empresario de tamaño medio que participe con un capital inicial de un millón de euros, en un sector muy complicado como es el aeronáutico".

    INVOLUCRACIÓN DEL GOBIERNO BALEAR.

    Gual destacó asimismo la "absoluta involucración" que ha existido por parte del Ejecutivo balear, por parte del presidente, Francesc Antich, y del consejero de Movilidad, Gabriel Vicens, y la consejera de Trabajo, Joana Barceló que, según dijo, se han interesado por el proyecto "hasta los límites que tienen la economía balear, que no es la misma que la de la Generalitat", espetó.

    "La prioridad no era la procedencia del capital, si no que no se cerrara Spanair. La regionalidad del capital era lo de menos", aseveró al respecto.

    Según explicó el presidente de la Cámara de Comercio, Cataluña era la más afectada ante la posible desaparición de Spanair, porque sería la segunda compañía de red que abandonaría el Prat, en un momento en el que han realizado una inversión con la voluntad de ser intercontinental. "Para Baleares también era un problema, pero no tanto", apostilló.