22 de noviembre de 2019
15 de mayo de 2009

Economía.- Iberia gana peso en el canje con British, pero supedita la fusión a dar salida al fondo de pensiones de BA

British asegura que el fondo de pensiones "no es una barrera" y dice que "no hay un plazo marcado" para la operación

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La fusión Iberia-Bristish Airways (BA) sigue su curso con el plan de pensiones de la británica como "principal escollo" del que dependerá al cien por cien "el sí o el no" a la operación, pero con una ecuación de canje del 55% para BA y del 45% para Iberia, más favorable por tanto a la española, según informaron a Europa Press fuentes cercanas al consejo.

Las mismas fuentes indicaron que, pese a que la británica tendrá mayor peso en la compañía resultante, la negociación "ya no es del 60% para British y de un 40% para Iberia", sino "entre dos o cinco puntos de diferencia", lo que la situaría en un 55%-45%.

"La situación nos ayuda, aunque también dependerá de la postura que adopte British para dar una solución al plan de pensiones", aseguraron dichas fuentes, que en cualquier caso negaron que la fusión "esté a punto de romperse" para reconocer que no está exenta de dificultades.

Hace un año la aerolínea británica firmó un acuerdo con los pilotos que suponía una aportación directa de 800 millones de libras (1.210 millones de euros) para sanear el fondo de pensiones, que acumulaba entonces un déficit de 2.100 millones de libras (3.100 millones de euros). El acuerdo incluía una aportación adicional de 150 millones de libras en los siguientes tres años, dependiendo de los resultados financieros de la aerolínea.

Por ello, se hace necesario dar solución al plan de pensiones de BA, que podría pasar por la externalización de dicho fondo o por no incrementarlo en un periodo de diez años. No obstante, las mismas fuentes ven difícil que una compañía quiera hacerse cargo del déficit que acumula dicho plan.

La complejidad de la negociación está poniendo en evidencia que BA no puede vivir con su actual tamaño sin una fusión, por lo que si no fructificara la operación con Iberia, su situación en el mercado sería complicada, opinaron las mismas fuentes.

La sede de la nueva Iberia-British, cuestión que todavía no está decidida, ha suscitado controversias entre ambas compañías, ya que mientras la aerolínea española negocia para que se instale en un país neutral como Holanda o Irlanda, BA presionó en su momento para que fuera Londres.

El presidente de la compañía, Fernando Conte, aseguró en una conferencia con analistas que las negociaciones "continúan", aunque previsiblemente el proceso llevará "más tiempo de lo esperado", pese a mostrarse "positivo" ante el desarrollo de las negociaciones.

No obstante, Conte recordó que la "volatilidad" de los mercados está afectando al fondo de pensiones de la aerolínea británica y destacó la difícil situación del sector aéreo.

Iberia ha anunciado la puesta en marcha de un plan de contingencia contra la crisis, con el que Iberia espera reducir sus pérdidas entre 110 y 125 millones de euros y las inversiones entre 80 y 90 millones, que supone recortes de capacidad (4,3% para el conjunto de la red, un 10,4 en el mercado doméstico), reducción de gastos en compras y costes externos y un ERE temporal que afectará a un 10% de la plantilla en un plazo de doce meses.

Con este plan, la aerolínea española, que cerrará el año con 'números rojos', espera volver a cifras positivas en 2010.

PARA BA EL PLAN DE PENSIONES "NO ES UNA BARRERA"

Por otro lado, fuentes de British Airways aseguraron a Europa Press que se sigue trabajando de cara a la fusión, ya que "la consolidación de la operación es la mejor manera para salir de la situación que atraviesa el sector".

"No nos marcamos ningún plazo, se trata de dos grandes compañías y los dos equipos continúan trabajando unidos", recalcaron dichas fuentes.

En cuanto a las dificultades relativas al plan de pensiones de la británica, las mismas fuentes aseguraron que "no supone un inconveniente, ni una barrera", al tiempo que recordaron que Iberia ha pedido una auditoría al respecto. No obstante, evitaron pronunciarse sobre la posibilidad de la externalización de dicho fondo.

Asimismo, indicaron que la discusión sobre la sede de la nueva Iberia-British tampoco es una barrera. "Ese tema está bastante hablado", aseguraron sin concretar más detalles.

En la actualidad, Iberia es el principal accionista de British, que a su vez es el segundo mayor accionista de la aerolínea española por detrás de Caja Madrid (23%) y por delante de SEPI (5,1%), El Corte Inglés (3,37%) y cajas de ahorros (0,36%).

Por su parte, Iberia cuenta con el 9,99% de BA, lo que supone equilibrar las participaciones de ambas compañías, teniendo en cuenta el 13,15% que British Airways cuenta en Iberia.