20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    Economía/Legal.- Reino Unido adquiere por 132.000 euros un DVD con datos sobre cuentas de británicos en Liechtenstein

    LONDRES, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno británico ha adquirido por 100.000 libras (132.000 euros) un DVD con información sobre un centenar de cuentas que adineradas familias de Reino Unido tienen en Liechtenstein, según publica hoy 'The Sunday Times'.

    Así, los inspectores de Hacienda británicos habrían adquirido el DVD al mismo informante que, con la venta de un CD al Gobierno alemán por 3,2 millones de libras (4,2 millones de euros), habría permitido el destape de un escándalo financiero en el que están involucrados decenas de alemanes, entre los que destaca el presidente de la compañía postal alemana Deutsche Post, Klaus Zumwinkel.

    Tras la compra de la información, las autoridades alemanas iniciaron unas investigaciones contra casi un millar de miembros del mundo financiero, el deporte y otros ámbitos sociales que podrían haber defraudado al Estado alrededor de 5.000 millones de euros.

    A los alemanes y británicos se sumaron además las autoridades estadounidenses, que según 'The Sunday Times' también han adquirido información, que han estado empleando durante meses para intentar la devolución de millones de dólares perdidos por evasores de impuestos que tenían sus cuentas en Liechtenstein.

    Es la primera vez que autoridades de distintos países han tenido la posibilidad de tener en sus manos información suficientemente detallada sobre tantas cuentas situadas en el pequeño paraíso fiscal europeo.

    Las raíces de la investigación parten de un solo individuo que en 2006 ofreció a los agentes del servicio de inteligencia alemán, Der Bundesnachrichtendienst (BND), un DVD con información detallada de numerosas cuentas personales cuyos propietarios habían realizado traspasos de fondos sin declarar desde Alemania al banco de Liechtenstein LGT Group.

    Tras comprobar el contenido del DVD, el BND pagó 5 millones de euros al confidente, cuya identidad no ha sido desvelada y quien solicitó protección personal por miedo a represalias. El pago fue autorizado por el ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrück.