9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • 27 de febrero de 2009

    Economía/Motor.- (Ampliación) CIE Automotive aumentó su beneficio neto un 6% en 2008, hasta 53,8 millones

    MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    CIE Automotive registró un beneficio neto de 53,8 millones de euros en el ejercicio 2008, con un incremento del 6% respecto al resultado neto obtenido en 2007, informó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

    La firma de componentes destacó que, a pesar de que el comportamiento de la economía mundial en la segunda mitad del año fue muy negativo y se reflejó en los resultados del cuarto trimestre, la compañía está "bien posicionada" para hacer frente a la crisis y salir de ella reforzada.

    CIE Automotive explicó que los datos correspondientes a 2008 "avalan" la estrategia de posicionamiento y de rentabilidad llevada a cabo por la empresa durante los últimos años, aunque destacó que sus resultados de todo el año se vieron afectados por la actual situación de la economía y por la crisis del sector.

    La cifra de negocios del grupo industrial español especializado en componentes de automoción se situó en 1.455,3 millones de euros entre enero y diciembre de 2008, lo que supuso un repunte del 13,9%.

    El beneficio bruto de explotación avanzó un 15%, hasta situarse en 180,6 millones de euros, mientras que el beneficio neto de explotación se incrementó un 15%, hasta 103,7 millones de euros.

    Por divisiones, el área de Automoción de la empresa facturó 1.158 millones de euros el año pasado, lo que se traduce en una progresión del 9,6%, mientras que su beneficio bruto de explotación creció un 22,6%, hasta 191,3 millones de euros.

    La división de Biocombustibles de CIE Automotive registró una cifra de negocio de 297,2 millones de euros en 2008, lo que supone una subida del 34%, al tiempo que su beneficio bruto de explotación mejoró un 96%, hasta 102,9 millones de euros.

    Para hacer frente a la actual situación del mercado de automoción y a la caída de las ventas de coches, la compañía ha puesto en marcha un plan para contrarrestar la crisis, que contempla medidas de mejora de sus productos y la inversión en nuevas aplicaciones, así como actuaciones en el área comercial y reducciones de costes.

    Para finalizar, CIE Automotive confirmó que su estrategia se mantiene, aunque explicó que si la coyuntura actual se mantiene sus objetivos de duplicar ventas y beneficio bruto de explotación de 2006 a 2010 sufrirá un retraso.