11 de diciembre de 2019
12 de marzo de 2008

Economía/Motor.- Anfac cree que no dará tiempo a cumplir los límites de CO2 que plantea Bruselas para 2012

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Luis Valero, aseguró hoy que "no va a dar tiempo" a cumplir los límites de emisiones de CO2 de los vehículos propuestos por la Comisión Europea para el año 2012.

Valero, en declaraciones a RNE que recoge Europa Press, destacó que los fabricantes están dispuestos a cumplir el límite de emisiones de 120 gramos de CO2 por kilómetro recorrido que plantea Bruselas, siempre que cuenten con plazos razonables para adaptar los procesos industriales. "Es un reto que estamos dispuestos a asumir dentro de unas reglas de juego razonables", dijo.

"Lo que está planteando Bruselas es que el consumo medio de todos los coches diésel sea de cuatro litros y medio en 2012, y de cinco litros y pico en gasolina", explicó Valero, quien lamentó que las autoridades no reconozcan el esfuerzo de la industria automovilística por recortar las emisiones.

"Estamos dispuestos a llegar a esos límites de consumos y de emisiones de CO2, ahora que encima están más caros los carburantes, siempre que nos den un poquito de margen y que no se nos quiera penalizar", continuó Valero. Además, expresó su preocupación los planes de Bruselas para imponer fuertes sanciones a las marcas que superen los límites.

Así, dijo no entender por qué a la industria del automóvil, que debe realizar un esfuerzo inversor, le costará 500 euros la tonelada de CO2, cuando a otros sectores "se lo regalan", en alusión a actividades reguladas como las compañías eléctricas, que gozan además de mucha más rentabilidad, en su opinión.

El responsable de Anfac pidió que el peso de la reducción del CO2 no recaiga sólo en los vehículos, responsables del 12% de las emisiones, de forma que se potencie un uso más racional del coche por parte de los conductores y que las administraciones establezcan un marco fiscal adecuado e inviertan en infraestructuras más eficientes para reducir los atascos.

Según Valero, el dióxido de carbono no es contaminación, sino emisiones de efecto invernadero. "Nadie se muere porque haya CO2 en el ambiente", subrayó el director general de la asociación, quien reiteró por otro lado que la supresión del Plan Prever se ha producido en un momento "inoportuno".

"Se hace una fiscalidad basada en las emisiones de CO2 que va a tener un buen efecto, porque la gente comprará coches con menos consumos y emisiones, pero, por otro lado, interrumpen una medida que ha funcionado bien desde 1997 para retirar los coches más contaminantes y menos seguros", concluyó.