24 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 6 de enero de 2008

    Economía/Motor.- Los automovilistas españoles se ahorraron 141 millones de euros en 2007 gracias al Plan Prever

    MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Los automovilistas españoles se ahorraron durante el año pasado 140,8 millones de euros en la adquisición de sus vehículos gracias a la aplicación del Plan Prever, que dejó de existir el pasado 31 de diciembre, lo que supone un importe un 45,4% inferior en comparación con los 258 millones registrados en 2006.

    Este fuerte descenso del importe de las ayudas del Plan Prever durante el pasado ejercicio se ha producido como consecuencia del menor número de operaciones registradas, que se situaron en 293.000 en 2007, en comparación con las 403.674 operaciones de 2006, lo que representa una reducción del 26%.

    El menor número de operaciones es consecuencia de la modificación realizada por el último Consejo de Ministros de 2006, en el que se acordó prolongar el Plan Prever hasta el 31 de diciembre de 2007, pero eliminando las ayudas a la compra de automóviles usados de menos de cinco años, así como excluyendo a los vehículos de más de 2.500 centímetros cúbicos y suprimiendo la subvención de 721,21 euros destinados al cambio de un vehículo que utiliza gasolina con plomo.

    Los presidentes de las principales organizaciones empresariales de la industria de la automoción en España --Anfac, Aniacam, Ganvam y Faconauto-- remitieron a finales del pasado año una carta al vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, en la que exigían el establecimiento de un programa Prever a partir del 1 de enero de 2008.

    Sin embargo, el secretario de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, y el propio ministro, aseguraron que el Prever se extinguiría el 31 de diciembre de 2007, tal y como tenía previsto el Gobierno.

    Según datos aportados por las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam), los 293.000 vehículos dados de baja durante el pasado han supuesto un ahorro de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera de 130.000 toneladas.

    Desde la entrada en vigor de este este Plan, en 1997, se ha logrado un ahorro de emisiones de dióxido de carbono de más de 4,2 millones de toneladas de CO2 y ha permitido un mejora de la seguridad vial, al retirar de la circulación los coches más antiguos.

    El pasado ejercicio se cerró con unas ventas de turismos y todoterrenos de 1,61 millones de unidades, lo que se traduce en una reducción del 1,2% en comparación con los 1,63 millones de unidades comercializadas en España en 2006. A pesar de esta caída de las entregas, 2007 se convirtió en el cuarto mejor año de la historia, por detrás de 2004, 2005 y 2006.