21 de abril de 2019
  • Sábado, 20 de Abril
  • Jueves, 18 de Abril
  • 29 de enero de 2010

    Economía/Motor.- BMW redujo un 4,7% su facturación en 2009 y logró eludir las pérdidas en 2009

    MUNICH (ALEMANIA), 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El fabricante alemán de automóviles BMW registró una cifra de negocio de 50.681 millones de euros durante el pasado ejercicio, lo que representa una reducción del 4,7% si se compara con los 53.197 millones de euros facturados durante 2008, según informó hoy la compañía en un comunicado.

    El presidente de la empresa, Norbert Reithofer, explicó que a pesar de las dificultades a las que la firma se tuvo que enfrentar durante 2009, BMW ha logrado cumplir con sus objetivos. "Estamos confiados en que el grupo BMW, tal como se había planeado, estará en condiciones de presentar un resultado neto positivo en 2009", añadió.

    La corporación automovilística con sede en Munich registró un volumen de ventas de 1,25 millones de unidades durante el pasado ejercicio en todo el mundo, lo que supone una caída del 12,6% en comparación las cifras del año anterior.

    La firma Mini comercializó 216.538 automóviles en todo el mundo en 2009, lo que supone una reducción del 6,8%, mientras que Rolls-Royce vendió 1.002 vehículos a lo largo del año pasado, lo que representa una bajada del 17,3%.

    De su lado, la división de motocicletas de la empresa alemana alcanzó unas entregas de 82.631 unidades entre enero y diciembre del año pasado en todo el mundo, lo que se traduce en una disminución del 20,7%.

    Asimismo, la compañía alemana cerró el pasado ejercicio con un volumen de plantilla de 96.230 empleados, lo que representa una reducción del 3,8% respecto a los 100.041 trabajadores con los que finalizó 2008.

    Por divisiones, el BMW Automobiles facturó 43.737 millones de euros en 2009, un 10,3% menos, mientras que el área de Motocicletas obtuvo una cifra de negocio de 1.069 millones de euros el año pasado, un 13,1% menos. Asimismo, la división de Servicios Financieros contabilizó una facturación de 15.798 millones de euros el pasado ejercicio, un 0,5% más.

    Para 2010, la compañía alemana prevé que la crisis económica continúe teniendo un impacto negativo sobre la industria del automóvil. Para amortiguar este efecto, la empresa contará con nuevos modelos, por lo que cuenta con registrar una recuperación "gradual" en 2010.

    "El grupo BMW puede empezar el nuevo año con un cierto grado de optimismo. Los nuevos modelos nos darán viento de cola durante el ejercicio", explicó el máximo responsable de la multinacional automovilística.