11 de noviembre de 2019
18 de febrero de 2009

Economía/Motor.-España debe remitir a Bruselas "todos los detalles" de su plan para el automóvil antes del 24 de febrero

Sebastián dice que el Gobierno ha cumplido la ley e interpreta el requerimiento como parte de las obligaciones de la CE

BRUSELAS/MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea (CE) confirmó hoy el envío de una carta a las autoridades españolas con el objetivo de "recabar todos los detalles" relativos al plan de ayuda de 4.000 millones de euros del Ejecutivo español para el sector del automóvil, y comprobar así que el plan respeta la normativa comunitaria en materia de ayudas estatales y no supone una distorsión para la competencia en el mercado interior.

En este sentido, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aseguró hoy que su Departamento ya ha enviado a Bruselas la información requerida sobre el Plan Integral de Automoción, y dijo encontrarse "plenamente tranquilo" con su contenido.

El Gobierno "ha cumplido la normativa" sobre este aspecto e interpreta la solicitud de la Comisión Europea como parte de las obligaciones del Ejecutivo comunitario, indicó Sebastián, quien compareció ante la prensa tras reunirse con el director de la planta de PSA en Vigo, Pierre Ianni.

De su lado, el portavoz de Industria de la Comisión Europea, Ton Van Lierrop, que sustituye hoy a su homólogo de Competencia, Jonathan Todd, confirmó hoy en rueda de prensa el envío de la misiva y precisó que las autoridades españolas tienen como fecha límite para su respuesta "el próximo 24 de febrero".

FRANCIA.

Por otra parte, el portavoz confirmó que la CE recibió ayer por la tarde la respuesta de las autoridades francesas con la información solicitada por Bruselas para analizar su plan de ayudas al sector del automóvil, respuesta que el Ejecutivo comunitario está estudiando "meticulosamente".

En el caso de España, Miguel Sebastián, ya señaló que las ayudas a los constructores de automóviles están condicionadas a que se mantenga el empleo.

En este sentido, Todd recordó ayer que "no supone ningún problema" que un Estado miembro trate de apoyar a la industria del automóvil "a condición" de que lo haga "conforme a todas las reglas sobre ayudas de Estado y que no haya perturbación de las normas de competencia".

El portavoz comunitario precisó que estas ayudas "también deben ser conformes a todas las demás reglas de la Comunidad Europea, especialmente las relativas al mercado único". Para que sea posible relanzar la economía "tan pronto como sea posible", es necesario que "se garantice la integridad del mercado único", recalcó.