23 de mayo de 2019
17 de noviembre de 2008

Economía/Motor.- España, entre los países de la UE en los que menos indemnizaciones cobran las víctimas de accidentes

El Gobierno va a negociar con las asociaciones de víctimas y las aseguradoras para modificar el baremo de indemnizaciones

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

España está en "la zona medio-baja" de la tabla de países europeos en lo que se refiere a la cuantía de indemnizaciones a las víctimas de accidentes de tráfico, según datos aportados hoy por el catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Gerona y miembro del Centro Europeo de Derecho de la Responsabilidad Civil y del Seguro, Miquel Martín.

En declaraciones a Europa Press, Martín explicó que la diferencia en la cuantía de la indemnización entre que un inglés tenga un accidente de tráfico en su país a que el accidentado sea español y el siniestro se produzca en las carreteras españolas puede ser de hasta el 70 por ciento.

Así, España estaría en cuanto a este tipo de compensaciones por detrás de países como Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Holanda, Inglaterra e Italia, donde las indemnizaciones suelen ser más altas, y superaría a Grecia y los países bálticos de reciente incorporación en la Unión Europea.

No obstante, el experto reconoció que la comparación es difícil de realizar porque cada país utiliza un sistema distinto para indemnizar a las víctimas de accidente de tráfico. Actualmente, en España se utiliza el Sistema para la Valoración del Daño Corporal en Accidente de Tráfico o baremo, que es una ley que recoge las indemnizaciones que corresponde según el tipo de lesión.

"Un ojo vale tanto, una pierna vale tanto y si te mueres vales tanto", explica la presidenta de Stop Accidentes, Ana María Campo. Así por ejemplo, según el último baremo actualizado de acuerdo con el IPC en 2008, a unos padres que hayan perdido a su hijo joven en un accidente de tráfico les es concedida una indemnización mínima de alrededor de 94.774 euros, aunque esta cifra aumenta en función de una serie de factores de corrección como los ingresos, la edad o si la víctima estaba embaraza y perdió a su hijo en el accidente, entre otros.

El propio Gobierno ha reconocido en alguna ocasión la necesidad de reformar este baremo, que se redactó en 1995, para adaptarlo a las nuevas necesidades de las víctimas. Según informó a Europa Press la presidenta de Stop Accidentes se está creando un grupo compuesto por la dirección general de Seguros y Fondos de Pensiones, el Ministerio del Interior y el sector de las compañías de seguros, y al que también han sido invitadas las asociaciones de víctimas entre otros, para reformar el baremo.

COBERTURA PSICOLÓGICA.

En este sentido, Campo reivindicó la necesidad de "dar cobertura psicológica" a las víctimas de tráfico, ya que según afirmó ahora no se provee de ningún tipo de asistencia psicológica a "una madre que haya perdido un hijo", y aproximar el estándar de las indemnizaciones a las cuantías que se otorgan en el resto de países europeos para, entre otras cosas, ayudar a las víctimas a sufragar los gastos asociados a una minusvalía.

Por su parte, el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes-DYA, Francisco Canes, subrayó la necesidad de que a la persona que no pueda trabajar como consecuencia de un accidente de tráfico se le indemnice en función del sueldo que cobraba, es decir, en función de "lo que va a dejar de ganar por perder una pierna, por haberse quedado paralítico o por lo que sea".