3 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

Economía/Motor.- Ford ofrece completar el salario de los afectados por el ERE en Almussafes hasta el 80%

UGT se encierra en la factoría para protestar por el "bloqueo" del convenio colectivo y convoca una concentración para mañana

VALENCIA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La dirección de la planta de Ford en Almussafes (Valencia) comunicó hoy a los representantes sindicales que "mantiene los criterios adoptados hasta ahora", y con ello, su intención de completar hasta el 80% el salario de los 455 trabajadores de la planta de motores que podrían verse afectados por el nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que solicitó para realizar 75 paros desde el próximo mes de marzo hasta marzo de 2010, según informaron a Europa Press fuentes de la compañía.

Por su parte, los sindicatos mantuvieron en la segunda reunión del proceso de consultas de este nuevo ERE celebrada hoy su exigencia de que la empresa aporte el complemento necesario para que los afectados perciban su salario íntegro. El INEM se hace cargo del 70% del máximo de cotización de la nómina de los afectados, una cantidad que, según explicó la empresa, "exceden con creces" los empleados de Ford Almussafes "por los sueldos altos que tienen", de modo que "el 70 que pagaría normalmente la Seguridad Social, en este caso supone entre el 48 y el 53 por ciento de los salarios".

Las discrepancias respecto al complemento salarial que aportará la multinacional del óvalo si la Dirección General de Trabajo --dependiente de la Generalitat-- acepta el ERE fueron una de los principales cuestiones abordadas en la reunión de hoy, en la que los responsables de la empresa expusieron la situación del mercado automovilístico y "sobre todo, de los vehículos que usan los motores que se fabrican en Ford Almussafes", apuntaron las mismas fuentes.

Sobre este punto, el secretario general de CCOO en la planta, Miquel Rosaleny, señaló que "la dirección ha aportado más documentación y datos sobre la bajada de ventas generalizada, centrada especialmente en los modelos que equipan los motores que produce Almussafes", destinados a vehículos "de alta gama".

Rosaleny, en declaraciones a Europa Press, aseguró que los sindicatos comprenden la "bajada histórica generalizada de ventas, que dura mucho tiempo, y que afecta a todos los ámbitos y también a la fabricación de motores" que "intentó demostrar" la empresa, aunque hizo hincapié en que, en cualquier caso, su objetivo es "dejar a los trabajadores en la mejor situación posible".

En este sentido, se mostró "convencido" de que "Ford puede completar los salarios de los trabajadores perfectamente, sobre todo --prosiguió--, teniendo en cuenta que el mismo día que anunció el nuevo ERE recibió una subvención directa de más de seis millones de euros de la Generalitat justo para esa planta de motores", hecho que, en su opinión, "haría inmoral que no complementase los salarios en esta ocasión con una pequeñísima parte de esas ayudas".

EL CONVENIO ES "LO FUNDAMENTAL"

El secretario general de UGT en la factoría, Gonzalo Pino, rechazó también ese nuevo ERE temporal y el hecho de que la empresa no esté dispuesta a completar los salarios, al tiempo que hizo hincapié en que "lo fundamental es que no estamos dispuestos a continuar en una situación de bloqueo de las negociaciones del convenio colectivo".

Pino, en declaraciones a Europa Press, alertó de que "la situación va a peor, ya que este ERE es el más grave con un año de duración". "La empresa no puede seguir con el planteamiento de pedir dinero público sin antes poner un plan de viabilidad que garantice el futuro de la factoría", reivindicó el responsable del sindicato mayoritario, quien apuntó que "ese necesario plan de viabilidad es el convenio, que contiene todos los aspectos que hacen que el futuro de los trabajadores sea posible".

Por ello, la sección sindical de UGT en Ford decidió en una reunión posterior "mantener un encierro en el local de la factoría" una vez finalizó la misma para "denunciar públicamente la intransigencia e irresponsabilidad de la dirección de Ford España y como protesta por su falta de talante y capacidad de negociación".

"DESIGUAL TRATO" A ALMUSSAFES

Pino aseguró que "la falta de respuesta de la dirección y el oscurantismo con el que está actuando" les impide "seguir manteniendo la misma postura", y más aún, subrayó, "teniendo en cuenta el desigual trato que reciben los trabajadores valencianos de Ford, frente a otros empleados europeos de la compañía, a pesar de los esfuerzos económicos que están haciendo las diferentes administraciones públicas en favor de esta empresa".

Además, desde UGT efectuaron un llamamiento a la plantilla a secundar a partir de las 11.45 horas de mañana una concentración a lo largo de las vallas de la factoría de Almussafes "con motivo del bloqueo de la negociación del convenio colectivo".

Por su parte, la máxima responsable de CGT, Francisca Cuesta, ratificó los argumentos expuestos por ambos responsables sindicales respecto al complemento salarial y aseguró que su formación mantendrá su "rechazo total" a ese nuevo expediente, "tanto por que no complete los salarios íntegramente, como por el hecho de que tenga una duración de un año, a pesar de que los planes de producción de la planta están cambiando constantemente".

Cuesta indicó a Europa Press que "resulta sorprendente que la inspección laboral vaya a realizarse el próximo lunes, pese a que el periodo de consultas acaba el 12 de marzo", y explicó que los responsables de la Dirección General de Trabajo "normalmente efectúan esa visita, que tiene como fin llevarse la documentación y que los sindicatos les expongan lo que tienen en contra, cuando acaban las consultas".