25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 9 de enero de 2008

    Economía/Motor.- Ford prevé entregar 500.000 coches anuales con la tecnología 'ecológica' EcoBoost en 2013

    DETROIT (ESTADOS UNIDOS), 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El grupo automovilístico estadounidense Ford está desarrollando una nueva tecnología que incorporará en los vehículos de sus marcas Ford, Lincoln y Mercury, denominada EcoBoost, que permitirá mejorar un 20% la eficiencia en el consumo de combustible en 500.000 vehículos al año en Norteamérica en 2013, informó hoy la compañía.

    La tecnología EcoBoost se incorpora en los motores de cuatro y seis cilindros, que en comparación con los propulsores híbridos o diesel que tienen un precio más elevado, permite obtener una reducción del consumo y de las emisiones de gases de efecto invernadero, con las ventajas de una mecánica de gasolina.

    "Comparado con las costosas tecnologías diesel e híbridas actuales, los clientes de Norteamérica pueden recuperar su inversión inicial en un motor de cuatro cilindros EcoBoost a través del ahorro de combustible en aproximadamente 30 meses. Un diesel en Norteamérica necesitará una media de siete años y medio, mientras que un híbrido necesitará 12 años para recuperarla", explicó el vicepresidente de Desarrollo Global de Producto del grupo, Derrick Kuzak.

    La multinacional del óvalo introducirá esta nueva tecnología 'ecológica' en el Lincoln MKS que llegará al mercado en 2009, al que seguirán los modelos Ford Flex y otros vehículos. Con estos lanzamientos, la empresa espera contar con 500.00 vehículos impulsados con este tipo de propulsores en 2013.

    NUEVO 'CONCEPT'.

    Por otro lado, Ford destacó que como parte de su estrategia de reducción de su impacto sobre el medio ambiente, tiene la intención de presentar su nuevo coche de concepto Ford Explorer America, que logra una mejora de entre el 20% y el 30% en el consumo de combustible, durante el próximo Salón Internacional del Automóvil de Detroit, que dará comienzo la próxima semana.

    Este vehículo utilizará la tecnología EcoBoost, lo que le llevará a mejorar entre un 20% y un 30% sus niveles de consumo en comparación con las cifras del actual Ford Explorer. Estas reducciones también se verán beneficiadas por la nueva transmisión de seis velocidades, la rebaja del peso y el nuevo perfil más aerodinámico.