16 de junio de 2019
  • Viernes, 14 de Junio
  • 14 de agosto de 2008

    Economía/Motor.- General Motors negocia con el magnate ruso Oleg Deripaska la venta de Hummer

    NUEVA YORK, 14 Ago. (Reuters/EP) -

    El consorcio automovilístico estadounidense General Motors ha iniciado las negociaciones con el magnate ruso Oleg Deripaska para la venta de su filial de todoterrenos Hummer, que ha experimentado una fuerte reducción de ventas en los últimos tiempos a causa del incremento del precio del combustible, según fuentes cercanas a la operación.

    Dichas fuentes afirmaron que los primeros contactos con Deripaska han sido a modo de exploración y explicaron que por el momento no se ha llegado a un acuerdo oficial. Asimismo, señalaron que General Motors ha respondido al interés mostrado por el magnate ruso.

    Estos contactos iniciales entre la firma de Detroit y el magnate ruso, que en agosto de 2007 adquirió el 5% del capital de General Motors, se han producido después de que ambas partes mantuvieran recientemente una reunión para estudiar la expansión del gigante automovilístico en Rusia.

    Las fuentes destacaron que Deripaska podría estar interesado en hacerse con el control del fabricante canadiense de componentes Magna, que es proveedor de Hummer, para posteriormente acabar comprando la marca de todoterrenos.

    El millonario ruso adquirió el pasado mes de septiembre un 20% de las acciones de Magna, por un importe de 1.540 millones de dólares (1.033 millones de euros al cambio actual), con el fin de impulsar la expansión de la compañía en el mercado ruso.

    Por su parte, General Motors prevé ingresar 4.000 millones de dólares (2.684 millones de euros) por la venta de su filial de todoterrenos. Por ello, ha solicitado a Citibank que analice todas las posibilidades estratégicas para Hummer.

    El presidente del consorcio automovilístico estadounidense, Richard Wagoner, señaló ayer que su compañía había identificado "un interés significativo" para la compra de su filial, aunque indicó que por el momento no se había producido un acuerdo oficial.