25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 24 de septiembre de 2008

    Economía/Motor.- La Junta de CyL pide confianza en la automoción porque las compañías están bien industrialmente

    VALLADOLID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente segundo de la Junta de Castilla y León y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, hizo hoy un llamamiento a la confianza en el sector de la automoción porque, según aseguró, las compañías implantadas en la región (Renault, Iveco y Nissan) están bien desde el punto de vista industrial.

    Dicho esto, el vicepresidente económico de la Junta admitió el "problema puntual y serio" que existe en estos momentos en el sector de la automoción por el descenso de ventas de sus productos, tanto a nivel nacional como en el exterior, una circunstancia que achacó a la crisis de la economía mundial agravada, a su vez, por la crisis financiera "que nos está colocando en serias dificultades en el conjunto de la economía española".

    "Evidentemente no se pueden seguir fabricando coches si no se venden, ni vehículos industriales y desde ese punto de vista es un problema", reconoció Tomás Villanueva, que insistió en su convencimiento de que esta situación está motivada por una caída de ventas en el sector y no por la falta de un proyecto industrial. Así, recordó que Renault está a punto de sacar a la venta el nuevo Mégane que se fabrica en Palencia, donde ya ha incorporado el tercer turno.

    Para el vicepresidente económico de la Junta éste es el momento de estar con los empresarios, de producir más y de trabajar más por el interés general "y desde el ese punto de vista a los empresarios y a los trabajadores les decimos que hay que hacer un mayor esfuerzo porque la sociedad de Castilla y León necesita de ellos".

    "Frente a la adversidad hay que crecerse, hay que trabajar más, hay que producir, hay que ser más competitivos, hay que ser más arriesgados los empresarios y hay que prepararse para cuando se supere esta crisis estar en mejores condiciones de competir", concluyó el consejero.