15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 22 de julio de 2009

    Economía/Motor.- Más de la mitad de los empleados, reacios a conducir coches de empresa más pequeños para reducir costes

    MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Más de la mitad de los empleados de las compañías son contrarios a conducir coches de empresa de menor tamaño, aunque sea como medida para reducir los costes, según se desprende del 'Observador del Vehículo de Empresa', un estudio promovido por Arval, sociedad especializada en 'renting' del grupo BNP Paribas.

    En concreto, el 63% de los asalariados de pymes y el 54% de los trabajadores de grandes corporaciones se muestran reacios a la idea de conducir un coche más pequeño o de menor motorización, por considerar que esta iniciativa supone una pérdida de 'status' social y una falta de reconocimiento hacia su labor.

    Por contra, en el caso de los vehículos 'verdes', el 65% de los empleados está dispuesto a conducir automóviles más eficientes y respetuosos con el medio ambiente, animados por una imagen de modernidad y conciencia ecológica.

    El estudio de Arval, realizado entre 3.400 gestores de flotas, revela que dos de cada diez empresas españolas están rebajando la categoría de sus vehículos para reducir los costes de adquisición de los automóviles y para recortar los gastos de carburante.

    Por otro lado, el 56% de los trabajadores de grandes empresas y el 44% de empleados de pymes estaría dispuesto a recibir cursos de conducción ecológica para reducir las emisiones de CO2 de sus vehículos.