19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 16 de mayo de 2010

    Economía/Motor.- El Plan 2000E cumplirá el martes su primer año de vigencia a punto de agotar sus fondos

    MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

    El Plan 2000E de ayudas directas a la compra de automóviles cumplirá el próximo martes, 18 de mayo, su primer año de vigencia y lo hará a punto de agotar el presupuesto de cien millones de euros consignado por el Ministerio de Industria para 2010.

    El programa entró en vigor el 18 de mayo de 2009 y desde enconces se han acogido al mismo más de 450.000 operaciones. Según fuentes del sector consultadas por Europa Press, existe aún disponibilidad presupuestaria para el mes de mayo, de forma que los fondos se agotarán en junio con toda probabilidad.

    Las mismas fuentes dan por descontado que el Gobierno no renovará las ayudas, sobre todo después del plan de recortes anunciado el pasado miércoles por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, con el fin de reducir el déficit.

    El Plan 2000E contó inicialmente con una dotación de cien millones de euros que se agotaron en apenas cinco meses, por lo que el Gobierno amplió la partida en noviembre de 2009 con otros cuarenta millones adicionales, y presupuestó otros cien millones para 2010.

    El programa ha servido para invertir la tendencia a la baja que registraba el mercado automovilístico español, con fuertes caídas de las ventas durante la segunda mitad de 2008 y el primer semestre del pasado año.

    De hecho, en el año móvil (últimos doce meses), las matriculaciones de automóviles en España se han situado por encima del millón de unidades, gracias principalmente al efecto positivo derivado del Plan 2000E, que además ha permitido mantener empleo en el sector y, según las principales asociaciones, ha tenido un impacto positivo en las arcas públicas al aumentar la recaudación por IVA e impuesto de matriculación.

    El fin de las ayudas a la compra de coches coincidirá prácticamente en el tiempo con la entrada en vigor de la subida del IVA del 16% al 18%, lo que supondrá un encarecimiento medio de 450 euros en el precio de los coches. Directivos de distintas marcas han advertido de que la conjunción de estos factores provocará una nueva caída de las ventas, del orden del 20%, y la pérdida de miles de puestos de trabajo.