30 de mayo de 2020
17 de agosto de 2009

Economía/Motor.- La planta de Mercedes-Benz de Vitoria reanudará su producción el miércoles

VITORIA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La planta de Mercedes-Benz, compañía perteneciente al grupo Daimler, en Vitoria reanudará este miércoles su actividad, aunque los trabajadores todavía no conocen si el mes de septiembre volverán a trabajar de forma ordinaria.

En declaraciones a Europa Press, el sindicato ELA explicó que el miércoles 19 se reanudará la producción y está previsto que en total se trabaje ocho días en agosto.

El expediente de regulación de empleo temporal pactado con la mayoría sindical el pasado mes de enero, permite que los operarios dejen de trabajar hasta 70 días a lo largo de este año.

Sin embargo, desde ELA recordaron que los trabajadores deben reanudar la producción en agosto, ya que la pasada primavera consumieron una semana vacacional de acuerdo a las medidas de flexibilidad pactadas para evitar los periodos de poca demanda de trabajo y consumir así el menor número de días del ERE.

"En el primer trimestre del año se consumieron días de vacaciones en previsión de que los pedidos se recuperaran, pero de momento no ha sido así", lamentaron desde ELA.

Al respecto, señalaron que los trabajadores "no saben nada" del calendario de trabajo para el mes de septiembre, por lo que esperan reunirse con la empresa esta misma semana. "Esperamos que la empresa nos dé el calendario, y en vista de la situación, veremos si hay que volver a negociar un nuevo Expediente", explicaron.

COMPAÑÍA "SATISFECHA".

Por otro lado, el pasado mes de julio, el presidente del grupo automovilístico alemán Daimler, Dieter Zetsche, aseguró que la compañía está "satisfecha" con el rendimiento de la planta de Mercedes-Benz en Vitoria, al tiempo que anunció que la empresa acometerá un 'facelift' de los dos modelos que se fabrican en estas instalaciones, la furgoneta Vito y el monovolumen Clase V.

El máximo responsable de la multinacional alemana subrayó que los mercados automovilísticos siguen en una situación "difícil", que es incluso peor en el segmento de las furgonetas, por lo que la planta de Vitoria no está operando a plena capacidad, aunque la empresa está satisfecha con el rendimiento de las instalaciones.