11 de diciembre de 2019
9 de julio de 2008

Economía/Motor.- Renault aumentó sus ventas mundiales un 4,3% en el primer semestre, con 1,32 millones de unidades

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo automovilístico francés Renault vendió en todo el mundo 1,32 millones de vehículos en los seis primeros meses del año, lo que supone un aumento del 4,3% respecto al mismo período de 2007, informó hoy la compañía.

Por marcas, las ventas mundiales de la firma Renault experimentaron un crecimiento del 4% durante la primera mitad del año, hasta alcanzar 1,14 millones de unidades, mientras que las de la filial surcoreana Renault Samsung Motors bajaron un 7,2%, con 53.704 unidades.

De su lado, la filial rumana Dacia comercializó un total de 118.387 vehículos, con una progresión del 10,8% sobre la primera mitad del pasado año. Las ventas de la gama Logan (bajo las marcas Renault y Dacia) crecieron un 60,9%, hasta 256.756 unidades.

En cuanto a las áreas geográficas, las matriculaciones del grupo en Euromed totalizaron 213.030 unidades, un 8,7% más, mientras que el crecimiento en América alcanzó el 17,7%, con 136.849 unidades. La mayor alza se registró en la región de Asia-Pacífico, con 109.738 unidades, un 25,4% más.

Renault destacó que las entregas en el ámbito internacional (excluyendo el mercado europeo) se elevaron a 460.526 unidades en los seis primeros meses del año, lo que representa una progresión del 15% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

PREVISIONES.

El director comercial de Renault, Patrick Blain, destacó que el grupo continúa con el crecimiento iniciado a finales de 2007, en un contexto de ralentización económica mundial, que impacta especialmente en ciertos mercados del automóvil de países industrializados.

La firma del rombo espera que el impacto del lanzamiento de siete nuevos modelos sea superior en el segundo semestre del año, período en el que llegará al mercado el Laguna Coupé y comenzará la renovación de la gama Mégane.

Así, la empresa espera continuar con su crecimiento en el segundo semestre de 2008, aunque el alcance dependerá de la evolución del contexto económico y financiero, en especial en Europa y en particular en Francia, "aún bastante incierta hasta la fecha".