26 de febrero de 2020
28 de febrero de 2008

Economía/Motor.- Yamaha fabricará un nuevo modelo en la planta de Palau (Barcelona) en 2008 y prepara otro para 2009

La factoría facturó 500 millones en 2007 y prevé mantener la cifra este año pese a la recesión económica

BARCELONA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La planta de Yamaha Motor España en Palau de Plegamans (Barcelona) fabricará un nuevo modelo de motocicleta en 2008 y prepara otro para 2009, según explicó hoy el presidente de la empresa en España, Jorge Lasheras, en una entrevista concedida a Europa Press.

Lasheras, que no precisó las características del nuevo producto que se presentará este año, sí confirmó que se tratará de una motocicleta y no un ciclomotor. Asimismo, dijo que la empresa "está ya trabajando en los modelos que van a introducirse en 2011", puesto que recordó que la compañía trabaja siempre a tres años vista. "Es lógico que sea así, puesto que todo proyecto necesita de un periodo de maduración industrial", explicó.

Insistió en que el centro de Palau de Plegamans "seguirá apostando por la fabricación de ciclomotores", a pesar de tendencia "a la baja" que experimenta este segmento del mercado desde abril del pasado año y que ha continuado en los dos primeros meses de 2008. "Es un vehículo de introducción a la conducción", añadió, y apuntó a que podría ser una opción más económica para algunas familias en este momento de desaceleración económica.

FACTURACIÓN DE 500 MILLONES EN 2007 Y PREVISIÓN DE MANTENERSE.

Lasheras destacó el cumplimiento de los objetivos de facturación de la planta catalana, que alcanzó los 500 millones de euros en 2007, un 8,5% más que el año anterior, y explicó que los planes para 2008 pasan por "mantener la cifra a pesar de la caída del mercado que está prevista".

De hecho, aseguró que en enero la caída del sector en España fue de entre el 12 y el 14%, mientras que en febrero se ha moderado hasta el 8%. No obstante, confió en que los nuevos modelos "ayudarán" a afrontar la crisis en el sector y mantenerse.

La inversión prevista para este ejercicio económico en Palau asciende a unos siete millones de euros, lo que responde a "la voluntad de Yamaha de destinar entre seis y siete millones de media anuales", según el presidente. Esta suma se destinará en 2008 a diseño de producto y mejoras en los sistemas informáticos para aumentar la competitividad.

El pasado año la producción de la fábrica llegó a su "capacidad máxima", con la fabricación de 107.742 unidades, de las cuales más del 67% se destinó a la exportación. La factoría suma 33.400 metros cuadrados y empleó a una media de 560 personas en 2007.