4 de diciembre de 2020
27 de febrero de 2006

Economía/OPA.- El PP acusa al Gobierno de aprobar un decreto "no escrito" para preparar la nueva oferta de Gas Natural

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto de Economía del PP, Vicente Martínez Pujalte, acusó hoy al Gobierno de haber aprobado el real decreto ley sobre el aumento de competencias a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) sin tenerlo escrito, lo que, en su opinión, justifica la demora de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) que, previsiblemente, tendrá lugar mañana. Además, afirmó que el Ejecutivo está preparando junto a Gas Natural la nueva oferta dirigida a Endesa.

En declaraciones a Europa Press, Pujalte dijo tener "constancia" de que el real decreto ley aprobado el viernes por el Gobierno que refuerza las competencias de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para que pueda analizar la oferta de E.ON sobre Endesa se ha dilatado debido a que el Consejo de Ministros "no lo tenía escrito".

Según el diputado del PP, "aprobaron y anunciaron una cosa que no tenían escrita jurídicamente y se han puesto ahora a escribirlo". Por lo que, aseguró que el retraso se debe principalmente a los "problemas jurídicos" con los que se ha encontrado el Gobierno. "Habría que plantearse ahora qué es lo que aprobaron entonces", dijo.

Asimismo, señaló que en este tiempo el Ejecutivo se encuentra "ahormando" y "preparando" la nueva oferta que Gas Natural lanzará a Endesa cuando acabe de perfilarla.

"CONTRA PRINCIPIOS DE LA UE"

El pasado viernes, el portavoz de Economía del PP, Miguel Arias Cañete, ya avisó de que la decisión del Gobierno de modificar las competencias de la Comisión Nacional de Energía (CNE) en plena sucesión de ofertas sobre Endesa "arbitraria", indicando que este hecho "vulnera" el principio de seguridad jurídica y deja "bastante tocado" el artículo de la Constitución que la consagra.

También afirmó que esta ampliación de competencias va "en contra principios fundacionales de la Unión Europea" y que el Ejecutivo que se mostraba hasta ahora "pro-europeo" denota actitudes "claramente antieuropeas" que están "perjudicando la economía". El PP teme que otros gobiernos europeos apliquen políticas proteccionistas y "anticomunitarias" similares con las empresas españolas.