26 de noviembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Economía.- Parlamento gallego insta a la Xunta a que exija medidas para que Navantia-Fene trabaje "sin restricciones"

El BNG aboga por construir "y no mirar para otro lado" y el PSdeG defiende una "política seria" para resolver el problema del astillero

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los tres grupos con representación en la Cámara gallega acordaron hoy por unanimidad instar a la Xunta para que demande al Gobierno central que adopte las "medidas necesarias" para que el astillero Navantia-Fene inicie las actividades de construcción y reparación naval civil "sin ningún tipo de restricciones o limitaciones".

Así lo acordaron tras aprobar por unanimidad una proposición no de ley del Grupo Parlamentario popular, enmendada por socialistas y nacionalistas para la construcción y reparación naval civil "sin limitaciones" porque hasta la fecha, según recordó el diputado nacionalista Fernando Blanco Parga hay un 20% de tope en el sector.

En este sentido, subrayó que se trata de un astillero y no de un parque empresarial, como indicó el diputado popular Bernardo Tahoces. Por ello, el diputado nacionalista justificó el apoyo del BNG a la proposición porque "estamos construyendo y no mirando para otro lado".

Por su parte, el diputado socialista Manuel Gallego Lomba trasladó el apoyo "fundamental" de su grupo al sector naval de Ferrolterra y, del que destacó su "experiencia y tradición consolidada", por lo que abogó por convertir a Galicia en una "región atractiva".

En esta línea, recriminó a los populares que en los últimos 16 años no realizaran una "política seria en Ferrol". "Ahora sí hay una política seria para Navantia", aseguró y expresó su deseo para que "sea la última vez que se habla de esto y se resuelva el problema del astillero".

VERDADERA ESENCIA

Por su parte, el autor de la proposición, el popular Bernardo Tahoces, demandó que no se transforme el astillero en un "polígono industrial" y conserve su "verdadera esencia". "El sector naval público no necesita más amenazas, ni alternativas, ni palabras sino compromisos en firme y trabajos de verdad", afirmó.

Por ello, solicitó al Gobierno del Estado que "haga caso a los planteamientos aprobados" porque "no se trata de un regalo sino del cumplimiento de una obligación con Galicia".

Además, defendió la titularidad pública del astillero y recordó que la Sociedad Industrial de Participaciones Industriales (SEPI) se "precipitó extraordinariamente" en la actuación con respecto a este astillero. También reprobó la actitud de la consellería de Industria, que anunció para enero de 2007 la presentación de un plan para la privatización de Navantia-Fene que, según añadió Tahoces, fue rechazado por la SEPI al carecer de "rigor técnico y económico".

Tahoces advirtió, asimismo, que su grupo no apoyará el citado plan porque desconoce su contenido aunque criticó que en el mismo se incluya la inversión de unos 90 millones de euros a través de una sociedad con capital de la Xunta y capital privado y que no cuenta con la participación de la SEPI.