9 de abril de 2020
29 de septiembre de 2008

Economía/Pesca.- La CE prohibirá las importaciones de panga de Vietnam y China si detecta problemas sanitarios

BRUSELAS, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha garantizado al eurodiputado del PP, Daniel Varela Suanzes, que puede prohibir las importaciones de panga procedentes de Vietnam y China si se detectan problemas sanitarios con este producto, cuyo control se efectúa tanto por funcionarios comunitarios como por parte de las autoridades competentes de puestos fronterizos cada país, según informó el PP en un comunicado.

La comisaria de Sanidad, la chipriota Androulla Vassiliou, anunció en respuesta a una interpelación del eurodiputado del PP que su departamento mantiene bajo vigilancia las importaciones de este pescado e intensificará las inspecciones "en caso necesario", llegando incluso a prohibir las importaciones "si no se toman las necesarias medidas correctoras" y si hay indicios de problemas.

Las importaciones a la UE de panga ("pangasius hypopthalmus"), un pez cultivado en granjas acuícolas del río Mekong en Vietnam y también en China, han aumentado a un ritmo del 60 por ciento anual desde 2004, mientras que Estados Unidos prohíbe la entrada de este producto, según destacó el PP.

Daniel Varela había preguntado a la Comisión Europea cuáles eran las razones por las que Estados Unidos rechaza las importaciones de este producto mientras que la UE, con similares estándares sanitarios, admite su entrada hasta el punto que las importaciones de panga "se han colocado en el centro del debate político sobre la crisis del sector pesquero comunitario, que ha ido paralela al aumento de las importaciones de productos pesqueros a muy bajo precio procedentes de terceros países".

En su respuesta, Vassiliou no aclara las razones por las que Estados Unidos rechaza la entrada de panga en sus mercados pero señala que por parte de la UE se admite este producto toda vez que cumplen los requisitos vigentes en la legislación comunitaria.

La comisaria europea que funcionarios comunitarios inspeccionan sobre el terreno si los productos cumplen los requisitos adoptados en una normativa comunitaria de 2004 sobre residuos en alimentos y que, posteriormente, "las autoridades competentes de los Estados miembros realizan controles que incluyen ensayos aleatorios de laboratorio, en los puestos de inspección fronterizos europeos a la llegada de los envíos".

"Los controles mencionados garantizan que las condiciones de producción (enfoque de la cadena de producción de la granja a la mesa) y la calidad de los productos (normas microbiológicas y químicas) cumplen los requisitos comunitarios", afirma la respuesta.

Este sistema, según relata Vassiliou, ha permitido que durante 2007 y 2008 se produjeran siete alertas del Sistema de Alerta Rápida para piensos y alimentos (RASFF) de la UE sobre productos procedentes de Vietnam, de las que cinco estaban "relacionadas con la presencia de residuos de medicamentos veterinarios en peces de la especia pangasius". China, añade, fue objeto de 56 alertas similares, pero ninguna relacionada con productos de esta especie.

La comisaria explica que si se detectan sustancias prohibidas o no autorizadas en los puestos de inspección fronterizos europeos "se intensifican los controles y se someten a prueba las diez siguientes expediciones de la misma procedencia" y que en caso necesario "se pueden adoptar medidas de salvaguardia", incluso con nuevas inspecciones sobre el terreno y "en última instancia, si no se toman las medidas necesarias correctoras se pueden prohibir las importaciones".

En el caso del panga vietnamita "este tipo de medidas no se utilizaron, ya que el nivel de los problemas no lo justifica", asegura la respuesta.

NUEVA INTERPELACIÓN

A la vista de los datos suministrados por la comisaria de Sanidad, el eurodiputado del PP ha presentado otra interpelación para que aclare en qué momento y qué circunstancias tienen que darse para adoptar medidas adicionales de control, qué resultados tienen que producir los análisis, cuándo y quién puede solicitar inspecciones en los lugares de producción y, de nuevo, por qué esta especie tiene prohibida su entrada en Estados Unidos.

"Es necesario que Bruselas explique muy bien qué es lo que hace, cómo y cuándo, sobre todo después de reconocer que ha habido partidas de panga en las que se han detectado residuos de medicamentos y por qué sigue sin explicar cuál es la razón por la que Estados Unidos no admite la entrada de este producto", afirmó Daniel Varela.