17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 31 de enero de 2008

    Economía/Pesca.- El PE apoya las medidas para la reducción gradual de capturas no deseadas y descartes

    BRUSELAS, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Parlamento Europeo aprobó hoy por 622 votos a favor y 22 en contra un informe en el que respalda las medidas para reducir gradualmente las capturas no deseadas de peces y los descartes. Los eurodiputados se muestran a favor de la prohibición de los descartes, si bien defienden que esta prohibición "sólo debería aplicarse una vez probados otros tipos de incentivos negativos".

    La Eurocámara denuncia que cada año se tiran grandes cantidades de pescado en zonas pesqueras de la UE y recuerda que las capturas accesorias y los descartes de peces al mar constituyen un grave problema ecológico y económico que daña las poblaciones de peces, frena y, en ocasiones impide, su recuperación y representa una pérdida de tiempo y energía para los pescadores. La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación calcula que en todo el mundo los descartes varían entre 7 y 27 millones de toneladas de pescado.

    Por ello, el informe apoya la propuesta de la Comisión Europea de modificar la Política Pesquera Común (PPC) para eliminar el descarte. Su prohibición, aseguran no obstante los eurodiputados, "sólo debería aplicarse una vez probados otros tipos de incentivos negativos, como los aumentos escalonados en el tiempo del tamaño de las redes, las zonas cerradas y otros".

    A juicio de la Eurocámara, "aminorar la presión pesquera total", responsable del "agotamiento" de las poblaciones de peces de talla inferior a la que se permite pescar, constituye la forma más efectiva de reducir las capturas accesorias y los descartes.

    Pero los eurodiputados también defienden otra medida complementaria como es la mejora de las artes selectivas porque consideran permitiría la recuperación de poblaciones de peces mermadas, al tiempo que mejorarían su reproductividad. Ello se traduciría en una reducción del tiempo y esfuerzo empleados en la selección de las capturas.

    Para mejorar las prácticas de pesca, el Parlamento Europeo insta a la Comisión Europea y a los Veintisiete a aprobar incentivos para el sector como más días de mar o más tiempo permitido de uso de artes selectivas, acceso preferencial a zonas prohibidas para buques que no utilicen artes selectivas y permitir que buques con artes selectivas pesquen en momentos en los que a otros no se les permite.

    Por otra parte, la Eurocámara defiende seleccionar determinadas pesquerías piloto, como las de arrastre de vara y las que capturan y descartan bacalao, al tiempo que se evalúan otras pesquerías para investigar su tasa de descartes. La idea de los eurodiputados en relación a los proyectos piloto es dar prioridad a las pesquerías que presenten una mayor tasa de descartes o especies vulnerables y se impliquen suficientes buques para abarcar la diversidad de la pesquería y asegurar, así, un buen intercambio de información con otros buques de la misma.

    Por su parte, el comisario de Pesca, Joe Borg, aseguró estar "muy satisfecho" con el respaldo de la Eurocámara a la reducción gradual de descartes y capturas no deseadas en las pesquerías de la UE, tal y como propuso el Ejecutivo comunitario el pasado marzo de 2007 por representar "un derroche de recursos de valiosos recursos marinos" y "una gran amenaza para la sostenibilidad de las poblaciones de peces y, en consecuencia, para el futuro de la industria pesquera".

    Asimismo, la Comisión celebró que el Parlamento Europeo haya apoyado también su propuesta de actuar a partir de objetivos graduales para erradicar los descartes, paso por paso y pesquería a pesquería. Bruselas tiene intención de establecer líneas directrices, acompañadas de un calendario, para la erradicación gradual de los descartes en todas las principales pesquerías comerciales europeas.

    "Estoy muy satisfecho de que el Parlamento comparta la preocupación de la Comisión sobre la repercusión del descarte de recursos marinos y nuestra determinación de erradicarlo progresivamente. La Comisión y el Parlamento están también de acuerdo en la necesidad de definir soluciones caso por caso", explicó el comisario Borg en un comunicado.

    Según el Ejecutivo comunitario, los porcentajes de descarte que se fijen, así como los plazos para lograrlos, se fijarán a nivel de la UE, pero serán los pescadores los encargados de determinar la mejor manera de alcanzar esos objetivos.

    La Comisión Europea está a la espera de recibir "en breve" un análisis del Comité Científico, Técnico y Económico de la Pesca (CCTEP) sobre una lista de seis pesquerías para seleccionar posteriormente determinadas pesquerías en las que se aplicarán las primeras prohibiciones concretas de descartes. De forma paralela, el Ejecutivo comunitario establecerá líneas concretas y un calendario para aplicar el enfoque restrictivo a las principales pesquerías comerciales europeas.