12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 24 de septiembre de 2009

    Economía/Pesca.- El sector pesquero manifiesta su "preocupación" ante una posible reducción del 15% del TAC de fletán

    Pide al Gobierno español que haga "gestiones" al "más alto nivel" para tratar de buscar una alternativa

    VIGO, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Los representantes del sector pesquero español con intereses en NAFO, la Asociación Nacional de Armadores de Buques Congeladores de Pesca de Merluza (Anamer) y de la de Buques Congeladores de Pesquerías Varias (Anavar), manifestaron hoy su "preocupación" por el planteamiento realizado por la Comisión Europea en la XXXI Reunión Anual de NAFO y que, según explicaron, consiste en reducir en un 15% el Total Admisible de Capturas (TAC) de fletán negro para 2010.

    Para los armadores, este porcentaje de reducción, el máximo contemplado por el plan de recuperación, "no se ajusta a los indicadores de franca recuperación del citado recurso marino" y que ha sido "verificada a través de las campañas científicas y de las pescas comerciales".

    Las asociaciones explicaron que la Comisión Europea basa su postura, expuesta en la reunión que la NAFO celebra en Bergen (Noruega), en la aplicación del denominado "enfoque de precaución" que indica que, en caso de haber alguna incertidumbre, debe adoptarse la postura que más proteja el recurso.

    Los responsables de Anamer y Anavar consideran que la postura de la UE es "muy negativa" para la economía de las regiones pesqueras y sobre todo para Galicia, cuya flota concentra prácticamente el 30% de las posibilidades de pesca de esta especie en NAFO.

    Así, consideran que "en un momento de crisis económica y pérdida de empleo en el que es imposible explicar a la sociedad que se va a agravar todavía más la situación porque las evaluaciones de un modelo inconsistente no pueden reflejar la situación real del recurso".

    GESTIONES.

    El sector considera además que, con su decisión, la Comisión Europea "rechaza actuar bajo el principio de buena gobernanza al que obligan los tratados", ya que "no atiende a las opiniones y posturas científicas aportadas por una parte importante de los grupos de interés" y centra su decisión en una "incertidumbre" derivada de un modelo de evaluación "inconsistente y muy dudoso".

    Ante esta situación, las organizaciones se han dirigido al secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, para solicitarle que desde su departamento "se realicen las gestiones oportunas ante la Comisión Europea, al más alto nivel, con el propósito de tratar de buscar una alternativa acorde con las posibilidades que viene mostrando el estado actual de la población de fletán negro".

    CONSECUENCIAS ECONÓMICAS.

    Según advirtieron las asociaciones de armadores -que defienden un aumento en el TAC del fletán negro--, una nueva reducción en el caladero de NAFO dejaría a la flora española "al borde de una presencia residual" justo en un momento en el que la especie "está dando muestras de una importante recuperación".

    Así, auguraron que, de prosperar la reducción propuesta para 2010, no llegaría al 12 el número de barcos que podrían acceder a NAFO, de los 44 que faenaron en la zona en 2003, y sólo dispondrían 765 días de pesca, frente a los 5.700 de 2003.

    Finalmente lamentaron que desde 2003 se han destruido 500 empleos directos y que la repercusión en sectores relacionados y en la economía gallega puede llegar a los 1.612 empleos al año.