26 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

Economía/PGE.- CiU reclamará mañana en el Congreso una dotación mínima en los PGE de 2.000 millones para dependencia

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Catalán (CiU) en el Congreso de los Diputados, Carles Campuzano, defenderá mañana en el Pleno de la Cámara una moción por la que se reclama al Gobierno un incremento de las dotaciones presupuestarias para el ejercicio 2008, destinadas a financiar las nuevas prestaciones del sistema de dependencia hasta alcanzar una cifra mínima de 2.000 millones de euros.

Asimismo, dicha moción solicita un crédito extraordinario de 1.000 millones de euros para el actual ejercicio 2007, destinado a financiar convenios de colaboración con las CCAA para la construcción de infraestructuras residenciales y de atención a la dependencia.

El portavoz de CiU en la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales, Carles Campuzano, planteará la financiación de este fondo a cargo de los 11.500 millones de euros de superávit presupuestario no previsto obtenidos en el ejercicio de 2006.

La semana pasada, Campuzano trasladó al ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, su "preocupación" por el "mal sistema de financiación" de la Ley de Dependencia en la medida que "no posibilita el acceso a las clases medias a las prestaciones sociales que tendrán que hacer frente al copago de la prestación social".

Además, este diputado cree que establece "ayudas insuficientes para los grandes dependientes" y "genera tensiones entre las comunidades autónomas, a las que se las obliga a soportar nuevos gastos sin que vayan acompañadas de recursos por la Administración General vulnerando el principio de lealtad institucional".

FONDO COMPENSATORIO.

Las medidas que plantea CiU también pasan por la creación de un fondo compensatorio para las comunidades autónomas en función de criterios como el nivel de vida, los costes de los servicios y las condiciones socioeconómicas en cada comunidad, a través de la creación de un Fondo Compensatorio.

Igualmente exige al Gobierno la fijación de los criterios para el copago de los usuarios, atendiendo al reparto competencial vigente y a la existencia de costes de los servicios sociales y condiciones socioeconómicas de partida distintas en cada una de las Comunidades Autónomas. Para CiU, el objetivo es garantizar un efectivo acceso de la mayoría de los ciudadanos a los servicios sociales y a las prestaciones en materia de dependencia, con aportaciones asequibles en concepto de copago.

Por último, CiU propondrá impulsar las prestaciones de atención sociosanitaria establecidas en la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, e integrar la financiación de la dependencia en el modelo de financiación general, aprovechando la revisión o reforma de la financiación autonómica de cada comunidad autónoma.