29 de noviembre de 2020
13 de junio de 2007

Economía/PGE.- El Gobierno se asegura la aprobación mañana del techo de gasto para 2008 y suma el apoyo del PNV

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno tiene garantizada la aprobación mañana en el Congreso del límite de gasto no financiero fijado para los Presupuestos Generales del Estado para 2008 pero, pese a que este trámite marca el inicio de la negociación presupuestaria, no ha logrado el apoyo de todas las minorías, ya que en principio tan sólo el PNV votará a favor.

La propuesta del Ejecutivo, de un techo de 152.560 millones de euros para los próximos presupuestos, recibirá finalmente el apoyo del PNV, además de los consabidos votos del PSOE, mientras que la mayoría de las demás formaciones minoritarias del Congreso se decantan en principio por la abstención, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Por su parte, IU-ICV ya anunció expresamente que optará por abstenerse, ya que, a su juicio, había más margen para afrontar los retos sociales y ambientales que exige la sociedad actual. Todo apunta también a que CiU, ERC y el BNG optarán igualmente por la abstención, mientras que CC-NC se debatía a última hora entre el sí y la abstención.

Después de los primeros contactos de Hacienda con los grupos para recabar apoyos a este primer paso de la negociación de las cuentas públicas del año que viene, el resultado es que el límite de gasto no financiero no recibirá más votos en contra que los del PP.

Así las cosas, el Gobierno podrá sacar adelante el techo de gasto para 2008 con sus propios votos (164) y los siete del PNV, un margen suficiente para superar ese trámite pero que no le serviría en el futuro para tramitar los Presupuestos Generales del Estado del año que viene.

INCREMENTO DEL 6,7%.

El límite de gasto no financiero del Estado para el año 2008 de 152.560 millones de euros representa un incremento del 6,7% respecto a este año (9.633 millones más), en línea con el crecimiento previsto del PIB nominal (6,6%).

Este techo presupuestario permitirá a la Administración Central cerrar sus cuentas con un superávit del 0,3% del PIB en 2008 (tal y como se recoge en el Programa de Estabilidad aprobado en diciembre), esto es, unos 2.887 millones de euros. Además, el Gobierno se ha fijado también como objetivo alcanzar este mismo superávit de tres décimas tanto en 2009 como en 2010.

Para el conjunto de las administraciones públicas (Estado, Seguridad Social, comunidades y ayuntamientos), el Ejecutivo socialista fija en el 1,15% del PIB el superávit previsto para los tres próximos años.