18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 13 de enero de 2010

    Economía.- La plantilla de San Pablo no ve sentido a paralizar el A400M y ve "estrategias de presión" con los gobiernos

    SEVILLA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Los trabajadores de la factoría de San Pablo en Sevilla de Airbus Military, donde se realiza el montaje final del avión militar A400M, no vieron hoy el sentido a paralizar el programa, tras las inversiones ya realizadas, y esperaron que el anuncio del consejero delegado de EADS, Louis Gallois, suponga una "estrategia de presión" con los gobierno clientes para que aporten parte del dinero de los sobrecostes del programa.

    El presidente del comité de empresa de la factoría de San Pablo en Sevilla, Manuel Falcón, indicó a Europa Press que la situación del avión no ha cambiado "nada" desde finales de 2009, aunque apuntó que el "ultimátum" dado por Gallois ayer supone una "novedad" en el transcurso de los acontecimientos, que requieren "respuestas inmediatas" por parte de los países para garantizar el futuro del programa.

    "Espero que sea una estrategia de presión por parte de EADS a los gobiernos", insistió Falcón, quien dejó claro que "no tiene ningún sentido para un programa que supone tanto para Europa, por lo que estamos un poco incrédulos con la situación".

    Así, indicó que los trabajadores se encuentran "a la espera" de contar con más información sobre la planificación de la compañía en torno el A400M y precisó que el programa cuenta con problemas debido a los sobrecostes, pero que hay "interés" por parte de los países en solucionarlo.

    "MENSAJE DE URGENCIA".

    El consejero delegado del consorcio aeronáutico europeo EADS, Louis Gallois, envió ayer "un mensaje de urgencia" a todos los gobiernos clientes del programa de aviones militares A400M sobre las negociaciones en torno a la financiación del proyecto y aseguró que el grupo "seguirá esperando hasta finales de enero".

    "Ampliaremos el periodo de espera hasta finales de enero, seguiremos esperando y dándole al programa el beneficio de la duda", explicó Gallois, que recordó "que las dos partes tienen su responsabilidad" con respecto al incremento del coste de proyecto, pero aseguró que EADS ya ha cubierto su parte, con la cobertura de cargas por valor de 2.400 millones de euros.

    No obstante, descartó que la fijación del 31 de enero como fecha límite para el acuerdo sea "un chantaje" a los países clientes, sino que aseguró que el periodo se ha ampliado en un mes. Recordó además que dependen de la continuidad del contrato entre 8.000 y 10.000 puestos de trabajo que general actualmente el proyecto. De cara a 2022, cuando finaliza el contrato, se calcula que generaría 40.000 empleos de alta cualificación.

    Además, señaló que Airbus está gastando entre 100 y 150 millones de euros mensuales en la financiación del proyecto, motivo por el incertidumbre. "No financiaremos más allá de mediados de 2010", advirtió Gallois.