19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 16 de mayo de 2010

    Economía.-Sando prevé facturar este año 150 millones en el exterior y centrará su expansión en Europa central y del Este

    SEVILLA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

    La empresa constructora andaluza Sando prevé facturar este año 150 millones de euros en el exterior, donde la sociedad está asentada en Polonia, de manera que la empresa prevé continuar su expansión y consolidación en Europa central y del Este.

    Fuentes de la compañía indicaron a Europa Press que el proceso de expansión internacional de Sando se inició en el año 2005 con la apertura de una filial en la capital de Polonia, Varsovia, continuando dos años después en Hungría.

    Sando, que está presente en Polonia tanto en el ámbito de la construcción de obra civil, como en la edificación, posee oficinas en el centro económico de Varsovia, en el edificio Warsaw Financial Center.

    Asimismo, en Polonia, la compañía cuenta con dos áreas de negocio, la inmobiliaria, a través de Sando Inmobiliaria Polska, y construcción, mediante Sando Budownictwo.

    La primera en posicionarse en Polonia fue el área inmobiliaria, de manera que Sando Inmobiliaria Polska dispone de una cartera de suelo situada en diferentes zonas del país y comercializa tres promociones en Varsovia, uno, llamado 'Sansara', es un proyecto ya finalizado y compuesto por seis edificios con un total de 386 viviendas en el distrito de Bemowo; 'Alanda Residence', en la zona de Mokotów, con 180 viviendas prácticamente finalizadas, y 'Vermera', con 195 viviendas en el distrito de Ochota.

    Por su parte, Sando Budownictwo, especializada en obra civil y edificación, se incorporó en 2007 al proceso de internacionalización y ha participado en el programa de infraestructuras de Europa central y del Este para los próximos años con varios proyectos.

    De esta forma, según explicaron las fuentes, en 2009 Sando se adjudicó la construcción de tres infraestructuras de obra civil, la principal actividad de la compañía, con un presupuesto conjunto de estos proyectos alcanza los 336,4 millones de euros.

    La primera de estas infraestructuras es el Puente del Norte, uno de los más grandes del país, que unirá los dos extremos del río Vístula, en Varsovia, donde se emplearán más de 40.000 metros cúbicos de hormigón y más de 9.000 toneladas de acero. Esta infraestructura pertenece al Ayuntamiento de Varsovia, tiene un presupuesto de 80,4 millones de euros y está previsto que concluya a finales de 2011.

    El segundo proyecto se encuentra en la localidad de Malkinia Górna y supone la ejecución de la carretera nacional número 627, un puente sobre el río Bug, la reconstrucción de las redes afectadas, el desmonte del puente sobre el río y el refuerzo de la orilla derecha del mismo.

    Las fuentes precisaron que, al igual que en la obra anterior, las condiciones climatológicas adversas de frío y nieve también son significativas en la construcción de esta carretera, que tiene una inversión de 15,8 millones de euros y que pertenece a la Voididuría de Mazovia. Está previsto finalizar esta infraestructura a finales de año.

    El último proyecto es el 'Proyecto y construcción de la autovía número 7 en el tramo Olsztynek-Nidzica', en la región de Warmia y Mazury, a 200 kilómetros de Varsovia, que consiste en la construcción de un tramo que relaciona las carreteras S7 y S51, dos vías principales de comunicación en Polonia. Ésta es una infraestructura de la Dirección General de Carreteras y Autopistas de Polonia con un presupuesto de 240,2 millones de euros y cuya fecha de finalización es en torno a mediados de 2012.

    DAR EL SALTO

    Las fuentes recordaron que Sando es un grupo empresarial con más de 35 años de experiencia que ha participado en los principales proyectos de desarrollo en España, y precisaron que el salto al exterior vino propiciado por "el nivel de calidad alcanzado en la ejecución de infraestructuras, unido a la capacidad tecnológica, profesional y financiera". Asimismo, recordaron que la diversificación ha constituido una de sus principales estrategias.

    Explicaron que a la hora de iniciar su expansión internacional, eligieron Polonia "por las similitudes con España, el potencial de crecimiento, el gran mercado de consumo, la carencia de infraestructuras y los fondos de desarrollo europeos previstos para los próximos años".

    En ese sentido, según indicaron, la empresa analizó los planes nacionales y supranacionales de desarrollo de infraestructuras, los parámetros de seguridad jurídica y financiera, los procesos de licitación y certificación, las garantías, procedimientos o las condiciones laborales.

    La empresa destacó que los consorcios con empresas locales "han resultado fundamentales a la hora de concursar en el plan de desarrollo del país" y precisó que tras la buena marcha de los proyectos polacos les hace "estar estudiando otras posibilidades en otros países del entorno".