21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 21 de septiembre de 2008

    Economía/Telecos.- La Audiencia Nacional escuchará mañana las alegaciones de Orange, Telefónica y la CMT sobre fibra

    MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Representantes de Orange, Telefónica y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) se darán cita mañana ante la Audiencia Nacional en una vista convocada a las 11.00 horas para presentar sus alegaciones a las medidas 'cautelarísimas' sobre el futuro marco regulatorio de las nuevas redes de fibra óptica adoptadas por el juzgado esta semana.

    La sala de lo Contencioso-Administrativo adoptó dichas medidas 'cautelarísimas' el pasado miércoles, dos días después de que Orange presentara un recurso para paralizar las medidas cautelares adoptadas por la CMT en julio, que permiten a Telefónica lanzar su servicio de fibra sin dar una oferta mayorista que puedan replicar sus rivales.

    El tribunal formado por los magistrados José Luis Sánchez, Mª Dolores del Alba, José Alberto Fernández y Juan Carlos Fernández Aguirre tendrá que decidir si levanta o no las medidas cautelares tras escuchar a las partes interesadas.

    En caso de que se levanten, el tribunal devolverá la plena vigencia a las medidas aprobadas en mayo, que imponían a Telefónica la obligación de disponer de una oferta mayorista de bucle virtual sobre su red de fibra óptica (FTTH). De esa forma, el incumbente podrá comercializar servicios minoristas de fibra hasta el hogar, pero tendrá que ofrecer el servicio de bucle virtual a los operadores que soliciten compartición de conductos.

    RIESGO DE VOLVER A UN MONOPOLIO.

    A principios de septiembre, el consejero delegado de Orange España, Jean Marc Vignolles, anunció la intención de la compañía de recurrir las últimas medidas cautelares de la CMT, que no obligan a Telefónica a dar acceso a su red de fibra a sus rivales.

    En ese momento, Vignolles condicionó el esfuerzo inversor de la operadora gala a conseguir un marco regulatorio que garantice una situación competitiva "razonable y más favorable" para los operadores alternativos. "Me consta que en las últimas medidas anunciadas todavía no tenemos este entorno", dijo.

    Por su parte, el consejero delegado de Vodafone España, Francisco Román, defendió que el regulador obligue a Telefónica a abrir su red de fibra óptica a sus rivales, al considerar que las últimas medidas podrían mermar la competencia en el mercado y generar una situación de monopolio.

    A su juicio, las líneas maestras anunciadas en julio por la CMT podrían suponer el fin de las compañías que ofrecen servicios basados en el bucle del abonado (alquiler de la red de Telefónica) y en el acceso indirecto para competir con el operador incumbente.

    El grupo Vodafone adquirió la compañía Tele2 con el objetivo de ofrecer en España servicios de banda ancha fija, principalmente basados en bucle de abonado, que "probablemente" empezará a comercializar este año.

    Telefónica tiene previsto destinar 1.000 millones de euros al despliegue de fibra durante el periodo comprendido entre 2007 y 2010, de los que ya ha invertido cerca del 15%. Además, la compañía incrementará su esfuerzo inversor a partir de 2010, una vez aprobada la regulación definitiva de las nuevas redes.

    Para la Asociación de Empresas Operadoras y de Servicios de Telecomunicaciones (Astel), es "fundamental" que se garantice la replicabilidad de las ofertas de Telefónica, de manera que el grado de competencia actual pueda mantenerse o incrementarse.