29 de mayo de 2020
23 de enero de 2008

Economía/Telecos.- Gobierno dice que los operadores fijan las tarifas "bajo sus propios criterios" y rechaza intervenir

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno asegura que los operadores de telefonía fijan libremente los precios y tarifas de sus servicios "bajo sus propios criterios estratégicos, operativos y comerciales" y recuerda que, e el marco regulatorio de la UE, la regulación de los mismos por parte del Estado sólo puede llevarse a cabo en caso de que no exista "competencia efectiva" y dicha intervención se revele como el mecanismo más acertado.

El Ejecutivo responde así a una batería de preguntas formulada desde el Senado por el Bloque Nacionalista Galego (BNG), que le había exigido medidas para frenar el incremento de tarifas telefónicas efectuado por las operadoras el 1 enero de 2008.

En concreto, el senador Francisco Jorquera destacó que la subida se justificó "con la excusa" de la aplicación de la Ley de Conservación de Datos de las Comunicaciones Electrónicas, que obliga a las compañías telefónicas a identificar a los usuarios de telefonía móvil en la modalidad de prepago, extremo del que el Gobierno asegura no tener ninguna constancia.

Además, Jorquera denunciaba que las compañías han calculado el coste de esa medida "de forma unilateral" y anunciaron una "importante subida de sus tarifas" que llegó hasta un 42% y supuso la reducción de un 10% de la franja de horario reducido, todo ello pese al rechazo de las organizaciones de consumidores.

"Se confirma una ley no escrita en el funcionamiento del marcado de las telecomunicaciones en el Estado Español: los operadores raramente repercuten en los usuarios las bajadas de costes propiciadas por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y por la evolución del mercado, pero sí aprovechan la liberalización de las tarifas para trasladar rápidamente y de modo unilateral a los usuarios las subidas por supuestos costes adicionales", lamentó entonces Junquera.

El senador del BNG contrastó esa subida anunciada con los beneficios récord de los que presumen "sin pudor" estas mismas operadoras, lo que hace que el incremento tarifario resulte "si cabe más abusivo".

Por todo ello, reclamó la creación de un organismo regulador del mercado de las telecomunicaciones a nivel europeo, una idea que no comparte la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y demandó al Gobierno medidas para frenar una subida tarifaria "abusiva y desproporcionada". También planteó si sería necesario crear ese organismo regulador del mercado de las telecomunicaciones a nivel europeo "para adecuarse a la dimensión transnacional que tienen los operadores".

Por su parte, el Gobierno esgrime las conclusiones de la reunión del pasado 29 de noviembre de 2007 entre los ministros del ramo de la UE, en la que se acordó rechazar la creación de una Autoridad Europea del Mercado de las Telecomunicaciones por considerarla una entidad innecesaria que socavaría la autoridad de los operadores nacionales.

Por este motivo, el Gobierno considera que la solución a los problemas de armonización del mercado pasa antes por el establecimiento de "reglas claras, estables y transparentes", que proporcionen seguridad jurídica a los agentes y eliminen privilegios.