19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 20 de octubre de 2008

    Economía/Turismo.- Las aerolíneas lamentan que la dirección de la nueva Agencia de Seguridad "no cuente" con el sector

    MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Las aerolíneas ven con buenos ojos la puesta en marcha de la nueva Agencia Estatal de Seguridad Aérea bajo la dirección de Isabel Maestre, a propuesta de su Consejo rector, constituido hoy, pero lamentan que el nuevo organismo no cuente entre sus miembros vocales con representación profesional del sector.

    Fuentes del sector aéreo señalaron a Europa Press que su funcionamiento, después de cuatro meses de retraso tras el anuncio en el mes de junio por parte del Gobierno, es importante aunque criticaron que no se haya tenido "ninguna deferencia" hacia los profesionales a la hora de constituirse y sin embargo, sí estén presentes los sindicatos.

    Asimismo, calificaron de "grave" el hecho de que Fomento no haya informado de su constitución formal a las empresas del sector, que han tenido que enterarse "por la prensa" de su puesta en marcha.

    El Consejo Rector, órgano de gobierno de la Agencia Estatal de Seguridad (AESA) que hoy tuvo su primera reunión de trabajo, estará presidido por el director general de Aviación Civil, Manuel Bautista y contará con diez vocales miembros, nombrados por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, a propuesta de diferentes Ministerios.

    Así, cuatro vocales proceden de Fomento, dos representan a la secciones sindicales de CCOO y UGT, dos pertenecen al Ministerio de Hacienda y Economía, un vocal procede del Ministerio de Medio Ambiente y el último vocal ha sido designado a propuesta de Defensa.

    Con la creación de la nueva Agencia, la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) se desdobla en dos nuevos organismos, de forma que la AESA desarrollará las funciones de "ordenación, supervisión e inspección de la seguridad en el trasporte aéreo" encomendadas por el Gobierno, mientras que la nueva DGAC tendrá las competencias de naturaleza política y estratégica como la negociación de convenios bilaterales y la creación de nuevos aeropuertos.

    La Agencia Estatal de Seguridad Aérea contará con un presupuesto para 2009 de 55 millones de euros, de los cuales 20 millones de euros se obtendrán del cobro de las tasas aeroportuarias que se aplican a las aerolíneas, de los precios públicos y otros ingresos y 35 millones de euros se recibirán con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año.