3 de marzo de 2021
11 de septiembre de 2008

Economía/Turismo.- El Gobierno balear afirma que trabaja para ver si hay "alguna posibilidad" de continuidad para Futura

Mañana se reunirá por primera vez la Comisión específica de seguimiento sobre el sector aéreo, presidida por Albert Moragues

PALMA DE MALLORCA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, señaló hoy que el Ejecutivo está trabajando para ver si existe "alguna posibilidad" de garantizar la continuidad de Futura y añadió que, al mismo tiempo, "investigará" la situación de esta compañía aérea de chárter, con sede en Palma, con el fin de que los 1.200 trabajadores tengan las "máximas garantías", después de que la dirección de la aerolínea haya solicitado un concurso de acreedores y haya anunciado el despido de 600 empleados y la reducción de la flota a la mitad.

Tras asistir al inicio de las obras del desdoblamiento de la línea férrea entre la estación de Inca y la de Enllaç, Antich remarcó que el Gobierno balear "velará" por que haya las "máximas garantías" en todo este proceso, de forma que "de acuerdo con nuestras competencias, analizaremos toda la situación".

Por otro lado, recordó que el Ejecutivo acordó ayer constituir una Comisión específica, que se reunirá mañana por primera vez a las 11.00 horas, en la que participarán las Consejerías de Presidencia, Movilidad, Turismo, Trabajo y Economía, con el fin de hacer un seguimiento exhaustivo de la situación por la que atraviesa el sector aéreo, como consecuencia del incremento del precio del combustible.

Antich destacó que en el marco de esta Comisión, el Gobierno podrá hablar con todas las empresas aéreas y con los distintos sectores de Baleares para analizar el problema que significa que se den situaciones como la que afecta a Futura.

Así, recordó que Baleares es un "país turístico" y, por tanto, consideró "fundamental" que haya un "buen transporte", tanto para la movilidad de los residentes, como para el desarrollo del turismo.

La Comisión de seguimiento estará presidida por el conseller de Presidencia, Albert Moragues, y se encargará de analizar la situación del sector aéreo en las islas ante la problemática surgida tras las dificultades de determinadas compañías aéreas que tienen su base o su sede en Baleares, como Futura o Spanair, y que afecta a trabajadores y que puede llegar a afectar a la conectividad con otros aeropuertos.