24 de febrero de 2021
8 de septiembre de 2008

Economía/Turismo.- Mesquida es "moderadamente optimista" y prevé cerrar 2008 con cifras similares al año pasado

BARCELONA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las previsiones del sector turístico español pasan por cerrar el ejercicio 2008 con unas cifras "similares" a las de 2007, unos resultados que invitan a estar "moderadamente esperanzado" ante la resistencia del sector en un contexto económico "complicado", según apuntó hoy el secretario de Turismo del Gobierno, Joan Mesquida.

En un encuentro con empresarios turísticos en Barcelona, Mesquida evitó caer en triunfalismos y animó al sector privado a seguir trabajando "en complicidad" con la Administración para afrontar las "incertidumbres" de 2009. "El pesimismo no atrae turistas; hay que seguir trabajando", concluyó.

En su conjunto, el responsable de Turismo del Gobierno apuntó a que la temporada de verano ha funcionado "bien", con resultados similares al pasado año en los principales destinos turísticos del Estado --Cataluña, la costa y las islas Canarias y Baleares--, aunque apuntó a que la cornisa cantábrica y Galicia registraron peores cifras.

A falta de más de tres meses para que acabe el año, Mesquida confió en que el número total de turistas extranjeros en España en 2008 sea superior al año anterior. No obstante, matizó que el gasto que hagan dependerá de las zonas.

Según cifras de los siete primeros meses del año, el número de turistas extranjeros creció un 0,2%, es decir, unas 50.000 personas más, con crecimientos de Alemania (uno de los principales países emisores), el estancamiento en Reino Unido y una caída del 5% en los turistas franceses.

El primer trimestre --en el que se incluyó Semana Santa-- registró un incremento de turistas internacionales, igual que sucedió en el mes de mayo, mientras que abril, junio y julio --con un fin de semana menos este año-- fueron meses de descenso del turismo entre un 0,7 y un 1%.

Catalunya se mantuvo como la primera comunidad receptora de turistas extranjeros hasta julio, puesto que recibió uno de cada cuatro turistas que visitaron España. Sin embargo, las cifras registraron un descenso del 2,9% en este periodo, un dato que se vio compensado por el incremento del 7% en el gasto medio por persona, según apuntó Mesquida.

MEJORAR EL PRODUCTO Y DESESTACIONALIZAR.

El secretario de Turismo apostó por afrontar el futuro en el sector a través de planes que mejoren el producto que ofrece España y que opten por desestacionalizar el turismo y hacer que la actividad se extienda durante todo el año.

Así, recordó el plan de Turismo Social Europeo que prepara el Ejecutivo y que pretende atraer a turistas seniors del continente (entre 55 y 75 años) para que realicen viajes de entre una y dos semanas a España siguiendo un modelo parecido a los viajes organizados por Imserso.

También mencionó el Plan Renove al que el Gobierno quiere someter las infraestructuras turísticas a partir del próximo año a través de instrumentos financieros de bajo interés que se están acordando con el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Además, Mesquida destacó la importancia de mejorar los instrumentos que dan información y diagnóstico del sector en España, tales como las encuestas. Apuntó al Plan Horizonte 2020, que calificó como "la hoja de ruta" que deberá seguir el sector para repensar su estrategia. El plan está dotado con 324 millones este año y, entre las líneas principales, plantea la creación de una red donde todos los agentes del sector puedan compartir información.